Terrenos millonarios para Exxon

La productora petrolera apuesta por el esquisto en su mayor adquisición desde 2009.
EU podría convertirse en el primer productor mundial en 2017 gracias al petróleo de esquisto (shale oil).
EU podría convertirse en el primer productor mundial en 2017 gracias al petróleo de esquisto (shale oil). (Shutterstock)

ExxonMobil llegó a un acuerdo con valor de 6,600 millones de dólares (mdd) por derechos de perforación de petróleo de esquisto en alrededor de 250,000 acres (aproximadamente 101,000 hectáreas) en la región de la cuenca Permian de Texas y Nuevo México.

El acuerdo, con valor de 5,600 mdd en acciones de Exxon más 1,000 mdd en efectivo, es la primera gran decisión que toma Darren Woods, el nuevo director ejecutivo. Se trata de un indicio de cómo los grupos petroleros estadounidenses mudan su atención de los grandes proyectos multimillonarios a desarrollos más flexibles donde los pozos individuales son mucho menos costosos.

También es el ejemplo más reciente del intenso interés que tienen los petroleros en la región de Permian, con una serie de diferentes capas de esquisto, entre ellas las formaciones de Wolfcamp, Bone Spring y Spraberry.

Se trata de las áreas de menor costo del mundo para nueva producción petrolera. Sin embargo, analistas advirtieron que la inversión será rentable únicamente si el precio del petróleo sube de manera significativa de su nivel actual de alrededor de 53 dólares por barril para el crudo estadounidense.

Se estima que los terrenos que adquirió ExxonMobil tienen 3,400 millones de barriles de equivalente de petróleo. Woods dijo en un comunicado que la Cuenca de Delaware “puede generar atractivos rendimientos en un entorno de precios bajos”.