Estructura corporativa de Samsung, a revisión

El grupo sufrió un golpe de 5 mil mdd cuando tuvo que retirar el Galaxy Note 7.
Una de las tiendas de la marca coreana.
Una de las tiendas de la marca coreana. (Shutterstock)

Seúl

Samsung Electronics se comprometió a elevar más de un tercio sus dividendos de 2016 para llegar a 4 billones de wones (3 mil 500 millones de dólares) y a revisar su estructura corporativa, en un movimiento con el que busca calmar las ansiedades de los inversionistas por los magros rendimientos y el mal gobierno.

Las decisiones que toma el grupo coreano de tecnología se producen dos meses después de que Elliott Management, el fondo de cobertura activista, inició una campaña para dividir la pila de efectivo de Samsung de 60 mil mdd al llamar a un pago especial de 27 mil mdd a los accionistas.

Elliott, que en ese momento dio a conocer una participación de mil 200 mdd en la compañía, también propuso que el grupo se dividiera en compañías holding y de operación, un desarrollo que se considera ampliamente como algo necesario para mejorar el gobierno corporativo del grupo, mientras que al mismo tiempo permite que la familia Lee, los fundadores, conserve el control.

Para Elliott, la división también beneficiará a los accionistas al permitir una valoración más clara y alta de los activos de la compañía.

“La reforma del gobierno corporativo de Samsung Group avanza poco a poco desde finales de 2013. Es el momento para que el grupo extienda el control sobre Samsung Electronics”, dijo Dae-ro Jeong, analista de Mirae Asset Daewoo.

El martes, la compañía respondió al anunciar que realizaba una revisión de un tema “muy complejo” para determinar “cuál es la estructura corporativa adecuada”.

“Se espera que el proceso requiera al menos seis meses, y Samsung Electronics tomará la decisión solo después de que se complete la revisión”, dijo la compañía.

Los desarrollos se producen en un momento difícil para Samsung Electronics. En octubre, el grupo recibió un golpe de 5 mil mdd cuando eliminó su recién lanzado Galaxy Note 7 después de que algunos teléfonos se incendiaron.

Más recientemente, la compañía quedó inmersa en una crisis política de Corea del Sur. Este mes, las autoridades registraron la sede del grupo en el distrito de gama alta de Gangnam en Seúl tras las acusaciones de que desvió millones de euros a fundaciones que maneja un amigo cercano de la presidenta del país. Samsung confirmó el registro, pero no dio más comentarios sobre el asunto.

Bajo el nuevo plan, la compañía destinará 50 por ciento de su flujo de efectivo disponible a los rendimientos de los accionistas tanto para 2016 como para 2017 y aumentará 36 por ciento los dividendos por acción de este año en comparación con el año pasado. La compañía dijo que todavía no tiene una estimación del tamaño de su flujo de efectivo disponible de este año.

“El restante 50 por ciento de flujo de efectivo disponible regresará en la forma de recompra a los accionistas a partir de enero de 2017”, dijo la compañía que tiene más de 70 billones de wones en efectivo. “Queremos asegurar que los rendimientos de los accionistas sean duraderos”, agregó.

Con información de Kang Buseong.