Escasez de cacao angustia a fabricantes de chocolate

Ghana, el segundo mayor productor mundial, redujo 15 por ciento las estimaciones de la cosecha.
Bruselas es famosa por su fabricación de chocolatería de excelencia.
Bruselas es famosa por su fabricación de chocolatería de excelencia. (Yves Hermana/Reuters)

Amantes del chocolate, estén alertas. Los retrasos en los envíos de Ghana, el segundo mayor productor de cacao del mundo, aumentaron la preocupación entre los comercializadores y fabricantes de que la mala cosecha sea peor de lo que se temían.

El mal clima, las plagas y el contrabando llevaron a la autoridad de la industria de Ghana, la Junta del Cacao (Cocobod), a revisar y reducir 15 por ciento las estimaciones de los cultivos el mes pasado. Pero comercializadores y analistas dicen que ahora la crisis puede estar cerca de una tercera parte del millón de toneladas que, dijo, se producirían en 2014-2015, ya que no se surten enormes entregas prepagadas del grano.

La producción de Ghana normalmente representa alrededor de 20 por ciento de la producción global, por lo que los precios del cacao —ingrediente esencial para fabricar chocolate— serán volátiles hasta que exista mayor claridad, dicen los comercializadores. La falta de información por parte de la Cocobod y su división de ventas, la Cocoa Marketing Company (CMC), frustran a algunos ejecutivos de la industria.

"Estamos en el momento en que (la Cocobod) tiene que hablar con la gente", dice Derek Chambers, director de cacao de los comercializadores de materias primas Sucres et Denrées (Sucden) en París.

"El riesgo es que el mercado pierde confianza", dijo, y señaló que tanto a Sucden como a su división en Estados Unidos, General Cocoa, la CMC les debe pequeños volúmenes de cacao.

Ghana compromete sus cultivos antes de la cosecha en la forma de "venta anticipada" a los operadores y comerciantes de cacao. Pero la sorpresiva escasez significó que no se entregó cacao a los compradores que esperaban los embarques desde principios de año.

"(Ghana) sobrevendió 200 mil toneladas. Eso es mucho cacao", dice uno de los principales comercializadores internacionales. "Nadie sabe a quién le llegará el cacao", agrega. Los analistas proyectan que la cosecha puede ser la más baja desde 2009.

Cocobod no respondió a las llamadas telefónicas o correos electrónicos de Financial Times solicitando comentarios.

La producción de Ghana fue el tema que más se discutió durante la Cocoa Week (Semana del Cacao), la reunión de la industria internacional que se realizó en Londres la semana pasada. Algunos ejecutivos de la industria lograron sostener reuniones con funcionarios visitantes de Cocobod. "Tendremos que ver cómo responden (los ghaneses)", dijo una gran casa de comercialización.

La caída en la producción será un golpe para Ghana, cuyo gobierno enfrenta difíciles demandas fiscales mientras los ingresos caen debido a los bajos precios del petróleo, el aumento de la inflación y los pagos de los sueldos de los funcionarios de alto nivel.

En octubre pasado, Standard & Poor's degradó la calificación crediticia del país a B menos, igual a la de la República Democrática de Congo y Burkina Faso. El mes pasado, el Fondo Monetario Internacional acordó un programa de ayuda para restaurar la estabilidad económica.

Algunos analistas y comercializadores dicen que la situación financiera de Ghana pudo exacerbar los problemas de los agricultores de cacao. El año pasado, los agricultores recibieron tarde sus suministros de fertilizantes y fungicidas que les da la Cocobod, y gran parte de la aplicación química demostró no ser efectiva, ya que la lluvia la arrastró, dijo Edward George, analista del banco panafricano Ecobank.

Cocobod también financia a empresas compradoras de Ghana que actúan como intermediarias para comprar el cacao a los agricultores. Este año, la distribución de financiamiento se retrasó, lo que llevó a que más granjeros hicieran contrabando de su producto al país vecino de Costa de Marfil, dice un comercializador de cacao.

La fuerte caída del cedi, la moneda de Ghana, también significa que es más lucrativo para los agricultores contrabandear su cacao que venderlo a Cocobod.

Los informes de la caída de los cultivos y los retrasos de entregas también ponen nerviosos a los banqueros de materias primas.

Cada año un grupo de banqueros internacionales ofrece un préstamo sindicado de entre mil 500 y 2 mil millones de dólares para financiar parte de las operaciones de Cocobod. En 2014, los bancos, que incluyen a Deutsche Bank, Natixis y Barclays, otorgaron un préstamo de mil 700 millones de dólares.

"Los bancos observan la situación con mucho cuidado", dijo un financiero de materias primas.

A pesar de que es demasiado pronto para decir el grado de impacto que van a sentir los consumidores de chocolate por los problemas de producción de Ghana, la incertidumbre que rodea los suministros ya elevó el precio del cacao 10 por ciento desde finales de abril a un nivel máximo en siete meses de casi 2 mil 90 libras la tonelada.

Los comercializadores también pagan mayores primas por la entrega inmediata del cacao de Ghana en el mercado físico, ya que se apresuran para surtirse de granos. Esto suma casi 300 dólares más por tonelada sobre el precio de mercado de futuros, en comparación con entre 80 y 180 dólares la tonelada que se da normalmente, dicen los comercializadores.

Los granos de cacao de Ghana se consideran de la más alta calidad, con poco desperdicio cuando se procesa en comparación con el producto de otros países. Cerca de la mitad del cacao de Ghana se vende a fabricantes de chocolate en Japón, quienes lo utilizan hasta en 90 por ciento de todas las barras que produce el país. Cadbury, en Reino Unido, depende de los granos ghaneses para parte de su producción de chocolate, al igual que el chocolatero suizo Lindt.

"La posición de Ghana como un proveedor confiable de granos de cacao de calidad para el mercado quedó en duda", dice George.

Pero los analistas dicen que aquellos que mezclan granos ghaneses en su producción de chocolate eventualmente pueden alejarse del país si no se resuelve pronto la situación actual. Una vez que los fabricantes de chocolate cambian sus mezclas, rara vez dan marcha atrás, dice.

Chambers advierte: "Si la gente se vuelve cautelosa de comprar por anticipado a Ghana, entonces la prima para el cacao del país puede desaparecer".