Trump presidente: ganadores y perdedores

Los sectores farmacéutico, energético y de Defensa son los grandes favoritos del presidente electo de EU, no así el automotriz y el de las telecomunicaciones.
La fusión entre AT&T y Time Warner está en riesgo con la llegada del republicano a la Casa Blanca.
La fusión entre AT&T y Time Warner está en riesgo con la llegada del republicano a la Casa Blanca. (Shutterstock)

Los inversionistas de los mercados de valores internacionales evaluaron a las empresas que hacen negocios en México y que están fuertemente expuestas al comercio global, o que dependen de las regulaciones de Estados Unidos (EU) como las grandes perdedoras bajo la presidencia de Donald Trump.

La reacción de los mercados ante la victoria electoral de Trump se suavizó, pero los accionistas inmediatamente marcaron las empresas a las que potencialmente afecten sus políticas, así como muchos claros ganadores, sobre todo en los sectores farmacéutico, de gas y petróleo y Defensa. 

Las acciones de Vestas, el fabricante danés de turbinas eólicas, se encuentran entre las grandes afectadas, ya que a los inversionistas les preocupa el futuro de la energía renovable. 

BBVA, banco español que obtiene casi la mitad de sus utilidades en México, y Tate & Lyle, que genera alrededor de 10% de sus ganancias en pesos, perdieron 8% de su valor de mercado. Los fabricantes de automóviles con gran presencia en México -como Daimler, BMW y Fiat Chrysler- vieron caer sus acciones más de 3%. 

Pero no todo fue tristeza y pesimismo. Fresnillo, el productor de metales preciosos que incurre la mayoría de sus costos en pesos, fue uno de los grandes ganadores del día, ya que sus acciones subieron 9%. 

De manera similar, las farmacéuticas -en donde había preocupación por las medidas enérgicas si Hillary Clinton llegaba a la presidencia- subieron con alivio, y las acciones de Novo Nordisk, la farmacéutica danesa que sufrió este año por el ambiente hostil en EU, ganó 7% después de los resultados electorales. 

En EU, los directores ejecutivos de más de 1,100 compañías escribieron una carta abierta a Donald Trump con la advertencia de “la urgente necesidad de restaurar la fe en nuestras vitales instituciones económicas y de gobierno”, después de las elecciones. 

A continuación, los reporteros de FT evalúan el impacto por sectores individuales: 

Farmacéutico

La inesperada victoria de Trump le dio un impulso a las acciones de la mayoría de las grandes compañías farmacéuticas, ya que los inversionistas predijeron que tomará un enfoque más permisivo hacia la fijación de los medicamentos y esperan ver que cumpla su promesa de derogar el Obamacare

Andrew Baum, analista de Citi, dijo que espera “un mejor desempeño del sector en el corto plazo gracias a la incapacidad de los demócratas de alcanzar la Presidencia, la Cámara o el Congreso”. Sin embargo, en el largo plazo, advirtió de “un significativo y continuo riesgo legislativo” con respecto de la fijación de precios. 

Energético

Trump dijo que buscará hacer que EU sea “independiente en energía”, y propuso la apertura de nuevas áreas del país al desarrollo del gas y el petróleo en búsqueda de ese objetivo. 

También se comprometió a “cancelar” el acuerdo climático de París, que acordaron casi 200 países, incluído EU, y desechar las restricciones propuestas del presidente Barack Obama sobre las emisiones de gas de efecto invernadero de las centrales eléctricas. 

Las empresas de energía que se pueden beneficiar incluyen la exploración de EU y los grupos de producción que quieran perforar en tierras federales, a las que Trump prometió hacer disponibles para la producción de gas y petróleo. Su administración también podría frenar el suministro global de petróleo.

Automotriz

Los fabricantes de automóviles enfrentan una incertidumbre significativa, ya que la elección de Trump plantea nuevas preguntas sobre la salud del mercado automotriz estadounidense, así como las posibles consecuencias para empresas que fabrican en México. 

Después de varios años de fuertes ventas, las compras de coches en EU comienzan a caer, pero las automotrices se enfrentan a la posibilidad de que se acelere el descenso si la victoria de Trump lleva a una desaceleración económica. Las acciones de las automotrices europeas y japonesas, entre ellas Volkswagen y Toyota, cayeron el pasado miércoles. 

Muchos fabricantes de automóviles tienen plantas en México, donde los costos de mano de obra son más bajos que en EU, y las empresas con operaciones allí también se benefician con los extensos acuerdos de libre comercio del país. Pero ahora el papel de estos está en duda, ya que en los anuncios de campaña de Trump se incluyó construir un muro a lo largo de la frontera de México con EU y volver a negociar o retirarse del TLCAN. 

Trump ya criticó a Ford por prometer mover la producción de sus coches pequeños de EU a México en los siguientes tres años. 

Aéreo

Sir Tim Clark, director ejecutivo de Emirates Airline, la aerolínea de rápido crecimiento con sede en Dubai, habló la semana pasada por muchos en la industria de transporte internacional, cuando expresó la esperanza de que la retórica electoral de Trump demostrará en gran medida ser una “fanfarronada”. 

Sin embargo, Sir Tim pasó a describir una serie de peligros a los que se enfrentan los viajes y el comercio mundial que se van a tomar más en serio después de la victoria de Trump. 

Para las líneas aéreas, incluyen el riesgo de que la liberalización de la aviación a través de los acuerdos de cielos abiertos entre gobiernos, con la que se sostuvo el crecimiento en los vuelos de larga distancia, se pueda revertir.

Delta Airlines, United Airlines y American Airlines instaron el año pasado a las autoridades estadounidenses a rescindir o renegociar aspectos de los acuerdos de cielos abiertos que el país tiene con los Emiratos Árabes Unidos y Qatar.

Defensa

La presidencia de Trump puede ser una ayuda para el sector de Defensa si cumple con su promesa de terminar con años de estancamiento político sobre el presupuesto de Defensa a largo plazo, y elevar el gasto militar en una nueva flota de buques de guerra y escuadrones de aeronaves de combate. 

Después de una serie de topes de gastos, mientras los legisladores estadounidenses discutían dónde debían realizarse los recortes durante la administración Obama, Trump prometió que los programas de Defensa se financiarán adecuadamente y se va a reemplazar el equipo más antiguo. 

Estas serán buenas noticias para empresas como Boeing, Raytheon, Lockheed Martin y Northrop Grumman, contratistas clave en los grandes programas de EU.

Bancario

En el sector bancario europeo, el mayor perdedor fue BBVA, después de que los analistas destacaron su dependencia en México de alrededor de la mitad de sus utilidades y una vulnerabilidad significativa, dada la retórica antimexicana de Trump. 

Los analistas de Citigroup degradaron a BBVA a “venta” y dijeron: “Con el resultado de esta elección es probable que se produzca una serie de consecuencias negativas en las operaciones de BBVA Bancomer”. Las acciones de Banco Santander de España, que también tiene una gran operación mexicana, cayeron más de 3%. 

Los analistas de Berenberg dieron predicciones de que se afectará el crecimiento de la economía mundial por la presidencia de Trump, aplazan un alza en las tasas de interés, que también son malas noticias para los bancos. Pero advirtieron que los bancos con mucho apalancamiento pueden enfrentar presión a la baja en los precios de las acciones, y nombraron en particular a Credit Suisse, Deutsche Bank y a otros bancos franceses.

Asegurador

Los inversores en las compañías de seguros europeas expresaron su preocupación por el impacto de la presidencia de Trump en el mercado de divisas y más amplio.

Entre las compañías más golpeadas estuvieron Zurich y Prudential, que tienen grandes operaciones en EU. Los que tienen menos exposición a EU, como Aviva y Direct Line, fueron más resistentes.

Medios y telecomunicaciones

La victoria de Trump aumentó la preocupación acerca del futuro de la oferta de AT&T por Time Warner de 85,000 mdd, dado el compromiso del presidente electo de bloquear el acuerdo el mes pasado. 

También preocupa la presencia de Telefónica en América Latina, incluyendo 2% de exposición de ingresos en México, cuyas acciones cayeron 3%, debido a la postura antimexicana de Trump. 

Consumo

Los inversionistas en grupos de consumo reaccionaron al posible impacto de las políticas de Trump sobre sus costos, acuerdos comerciales y cadenas de suministro.

La dependencia que tiene Tate & Lyle en México de 10% de sus ingresos llevó a una caída de 4% en el precio de sus acciones ante la noticia de la victoria de Trump. Tiene una gran operación con sede en EU, que fabrica edulcorantes de fructuosa de maíz para refrescos. 

También es probable que la victoria de Trump aumente la incertidumbre para muchos grupos de consumo en EU, justo cuando los compradores se preparan para gastar por la temporada navideña.

Trump ya criticó a Mondelez International, fabricante de las galletas Oreo, por cambiar parte de su producción a México. 

Sin embargo, en el aspecto positivo, la presión a la baja sobre el dólar puede darle un impulso a los fabricantes de productos de consumo con producción local limitada, lo que ayudará a grupos que van desde PepsiCo hasta Procter & Gamble, cuyas ganancias comenzaron a caer debido a la fortaleza del dólar.


TE RECOMENDAMOS: Reforzará EU seguridad en el sur de Texas


Mientras tanto en México...

Diferentes analistas consideran que existe un alto grado de incertidumbre que limita proyectar escenarios claros de la llegada de Trump a Washington:

  • “Es muy temprano para comentar sobre todas las implicaciones del resultado electoral en torno al crecimiento, el comercio y las perspectivas para las clases de activos de mercados emergentes (México entre ellos), ya que hay una significativa incertidumbre política en este momento”: Gerardo Rodríguez Regordosa, director de Estrategias de Inversión para Mercados Emergentes de BlackRock.
  • “La incertidumbre podría afectar los flujos de inversión y elevar los costos de transacción en lo que hemos llamado 'el cuarto país TLC', es decir, el sector manufacturero”, Ernesto Revilla, director de Estudios Económicos de Citibanamex.
  • “La especulación financiera desatada por el triunfo de Trump representa el mayor riesgo en el corto plazo para todos los sectores de la economía nacional, la incertidumbre sobre sus decisiones futuras la alimenta. Para evitarlo, debe dejar atrás al candidato y convertirse en Presidente de la primera potencia del orbe”, José Luis de Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico.