Invertir en la incertidumbre de Trump

El sector energético se ve como una buena apuesta, pero ¿qué pasará con China? El inversionista David Stevenson muestra y explica su cartera de inversión.
Pioneer Resources, empresa en la cuenca de Permian en Texas, es una de las petroleras que pueden beneficiarse de la presión de Trump sobre el sector energético, y por tanto, representar una inversión interesante.
Pioneer Resources, empresa en la cuenca de Permian en Texas, es una de las petroleras que pueden beneficiarse de la presión de Trump sobre el sector energético, y por tanto, representar una inversión interesante. (Reuters)

Ha sido un año extraño. Las expectativas se frustraron constantemente, no menos por el Brexit que por Donald Trump. Personalmente, creo que la llegada del presidente Trump es un desastre a largo plazo, pero por ahora los inversionistas de capitales de Estados Unidos (EU) asumieron el auge de “El Donald”.

Mi opinión es que el S&P llegará a 2,500 muy pronto y que Trump hará una hoguera con las regulaciones, sobre todo las de los bancos. Esas son noticias bastante buenas si se tienen acciones en esos bancos. La forma en la que prefiero jugar esto es una tendencia de entre 6 y 12 meses para invertir en los fondos cotizados en bolsa de EU, que fácilmente se pueden comprar en el Reino Unido o el mundo.

El ETF de iShares de bancos regionales de EU (teletipo bursátil IAT) subió 9% en los últimos tres meses, algo que dice prácticamente todo lo que se necesita saber. A medida que se recortan los impuestos, las tasas de interés comienzan a subir y las regulaciones a disminuir, los bancos regionales con un enfoque más doméstico van a prosperar, espero.

Trump también presiona agresivamente por el sector de energía de EU, algo que es útil porque los productores no convencionales con menor costo en lugares como la cuenca de Permian en Texas también se van a beneficiar con un entorno más estable en los precios del petróleo.

No confío en la Organización de países exportadores de petróleo (OPEP) (ni en los rusos) para que se mantengan en sus objetivos, pero creo que su reciente acuerdo significa que podemos predecir de manera bastante razonable que los precios pueden operar entre 40 y 60 dólares por barril.

Elevé mis participaciones en Pioneer Resources (teletipo bursátil PXT), un importante dueño de activos de arrendamiento en la cuenca de Permian (entre otros). También tengo una corazonada de que el precio de las acciones de la firma de capital privado basada en energía, Riverstone (cotiza en el LSE, teletipo bursátil RSE) continuará aumentando por encima de 14 libras por acción, ya subió 61% en el último año.

Si esto les parece que se centra demasiado en un nicho, también considero el fondo Guinness Energy y -para los inversores con más dinero- el fondo Westbeck Energy Opportunity.

Aún en el tema de energía, también creo que el que se tenga un poco más de estabilidad en los precios del petróleo será una buena noticia para algunos de los proyectos de exploración y producción más acosados que cotizan en el Reino Unido, sobre todo Premier Oil.

TE RECOMENDAMOS: China apuesta fuerte por el petróleo mexicano

En columnas anteriores he mencionado cómo los bonos minoristas (PMO1) operan muy por debajo del precio original de emisión. Compré algunos bonos más al precio actual de 79 libras por bono, ya que creo que los bonos al final se van a canjear por encima del precio de emisión de 100 libras (ya que los pagos de intereses no percibidos se van a recaudar en el futuro después de las recientes discusiones con los bancos).

Hablando de bonos, todo el mundo y hasta su tía creen que la tendencia alcista de los precios de los bonos ya terminó, que los rendimientos subirán junto con las tasas de interés (sobre todo en EU) y que la inflación está justo a la vuelta de la esquina. Ya reconocí que la Reserva Federal de EU aumentará las tasas hasta 2% en los próximos 18 meses, pero también creo que van a caer cuando la economía estadounidense comience a desacelerar a medida que nos acerquemos a 2018.

Mi apuesta a largo plazo es que llevamos demasiadas décadas en un entorno de tasas de interés por debajo de 2.5%. En ese tema si el rendimiento de los bonos del Tesoro de EU a 10 años se mueve por encima de 3%, es razonable esperar que algunas emisiones corporativas sensibles tengan rendimientos superiores a 4.5%, y en ese momento, seré un comprador inmediato. Más sobre eso en el año nuevo.

Elevar las tasas de interés pondrá nerviosos a una larga lista de fondos de capital fijo del mercado de valores de Londres, lo que ofrece oportunidades de ingreso alternativas. Un fondo que continuaré observando estrechamente es Target Healthcare Reit, que invierte en asilos para ancianos. El fondo se vuelve más grande y por lo tanto más líquido para los inversionistas Actualmente, tiene un rendimiento de 5.6%.

El sector subyacente de hogares de la tercera edad es un campo financiero inestable debido a los brutales recortes de los gastos de las autoridades locales, pero los operadores que lo manejen con sensatez van a sobrevivir y Target solo es dueño de arrendamientos y no opera ningún activo por sí mismo, por lo tanto puede elegir con mucho cuidado a quién le arrienda.

Por último, pero no menos importante, nos queda ver qué tenemos que hacer con los mercados emergentes. Ante la ausencia de Trump, diría que el mundo en desarrollo es el lugar en el que hay que estar en los próximos años, sobre  todo porque China logró evitar (por ahora) un duro aterrizaje. Pero me temo que no es el escenario que enfrentamos.

TE RECOMENDAMOS: Banco Internacional de Pagos advierte un mayor proteccionismo con Trump

Ninguno de nosotros podría esperar razonablemente lograr adivinar qué planes tiene Trump para China, asumiendo que tenga alguno. Mientras tanto, el dólar aún se fortalece, lo que son malas noticias para los solicitantes de préstamos de los mercados emergentes (sus pasivos en dólares aumentan) y los bancos centrales (los obligan a elevar las tasas de interés).

Por el momento me quedo al margen, aunque de forma oportunista pensaría en invertir dinero en la India. El reciente fiasco/experimento de desmonetización arrastró los flujos de inversión, a los mercados de valores, a los agricultores locales, a los bancos locales y a los planificadores de bodas, la lista de los que pierden es larga.

Pero, y esto es muy especulativo, si los precios de las acciones, sobre todo de los fondos de capitales de la India, continúan su descenso, podríamos ver una oportunidad de invertir en un estado BRIC que virtualmente tiene interminables oportunidades de modernización y de actualización. Mi objetivo favorito es el fondo de crecimiento de India Capital, el cual compraría si cae por debajo de 70 peniques por acción.

Una última actualización sobre la idea de los mercados emergentes que mencioné en estas páginas hace unos meses. El desarrollador inmobiliario rumano, Globalworth, firmó un gran acuerdo con Growthpoint, el principal fondo cotizado de inversión inmobiliaria de Sudáfrica, que implica que este último va a invertir 200 millones de euros a través de nuevas acciones. Es un gran voto de confianza, sobre todo cuando las acciones se emitieron con una prima de 58.42% frente al precio de las acciones y 12.57% de descuento para el más reciente valor del activo neto.

No sorprende, las acciones se dispararon y sospecho que pueden subir aún más a medida que el tamaño del acuerdo se haga más evidente.


*David Stevenson en un inversionista privado activo que a menudo escribe sobre su propia cartera. Donde se indica, tiene inversiones en instrumentos financieros sobre los que escribe.