Diálogo China-EU arroja promesas, no acuerdos

El resultado más importante de esta ronda es que se trazó el rumbo de la cooperación entre ambos países, afirma el secretario de Comercio de Estados Unidos.
Wang Yang , Steven Mnuchin y Wilbur Ross en las reuniones.
Wang Yang , Steven Mnuchin y Wilbur Ross en las reuniones. (Yuri Gripas/Reuters)

Washington

Estados Unidos y China terminaron dos días de negociaciones económicas de alto nivel con las promesas de cooperar para enfrentar su enorme desequilibrio comercial, pero sin producir ninguna medida concreta.

Las promesas que se dieron tras las negociaciones, que algunos expertos dijeron muestran pocos avances, se hicieron hacia la resolución de las diferencias económicas entre ambos países.

Las reuniones se realizaron tras periodo de 100 días de negociaciones que comenzaron en abril Donald Trump y China, Xi Jinping.

Steven Mnuchin, secretario del Tesoro de EU, dijo al Financial Times que Washington dio un “gran paso” para abordar el tema del déficit que tiene con China, que Pekín “escuchó las órdenes específicas” dadas por Trump a su equipo, y que ambos lados están listos para comenzar a trabajar en detalles específicos.

Wilbur Ross, secretario de Comercio de EU, dijo que espera negociar las fechas y los objetivos en las siguientes conversaciones. Wang Yang, el viceprimer ministro chino y jefe de la delegación, dijo que ambas partes “acordaron trabajar juntos de manera constructiva para reducir el déficit”.

EU y China alcanzaron un “consenso general sobre una amplia gama de temas” y “compartieron la visión de que el resultado más importante de esta ronda de diálogo es que se trazó el rumbo para la cooperación económica”, dijo en una declaración para el FT.

Evan Medeiros, ex asesor de la Casa Blanca en asuntos de Asia durante la administración Obama y que ahora está en el Eurasia Group, dijo que las reuniones “tienen todas las señales —no hubo un comunicado conjunto o conferencia de prensa— de que rápidamente surgieron tensiones serias y sostenidas debido a las profundas diferencias”. Agregó que EU y China no llegaron a establecer los detalles para el plan de un año que Trump y Xi acordaron después de los primeros 100 días.

La falta de avances se produce cuando aumenta la fristración de Trump de que China no haga más cosas para ayudar a EU a contrarrestar la amenaza norcoreana.

Sentado junto a Ross en el Tesoro de EU, Mnuchin dijo que el lado estadunidense destacó que Trump quería una relación comercial “más equilibrada y recíproca. Es un gran avance que ellos reconozcan que es un objetivo mutuo, entienden que el secretario Ross y yo informamos los resultados al presidente Trump y que ellos van a reportar al presidente Xi y que éste espera acción”, dijo.

Una persona con información de las conversaciones dijo que fueron “bastante duras”, ya que EU adoptó un enfoque más robusto. Ellos no “querían conformarse con las migajas que los chinos les ofrecían”, sobre todo después de que las críticas que recibieron de que los chinos los derrotaron a principios de este año, dijo.

Pero eso deja mucho trabajo por delante para reducir el déficit de productos y servicios de 309 mil mdd de EU con China. La persona con información de las pláticas sostuvo que el escepticismo estuvo a la orden del día. “La idea de elaborar los detalles más tarde con los chinos sobre un tema tan polémico como el déficit comercial sugiere que el diálogo no resultó como estaba planeado”.

Mnuchin dijo que los “objetivos muy específicos” se van a discutir sector por sector en las próximas conversaciones. Ross agregó: “Esos tienen que negociarse mientras perfeccionamos los objetivos y los plazos razonables para tener resultados”. “Ya sea que si abren los servicios financieros, se hable de que las compañías de tecnología participen en igualdad de condiciones o si abren sus mercados, nuestro objetivo es aumentar sustancialmente las exportaciones a China para que los trabajadores y empresas estadunidenses puedan competir en un campo de juego equilibrado”, dijo Mnuchin.

Wang y la delegación china llegaron a Washington ansiosos por evitar más tensiones en medio de las constantes preocupaciones sobre una posible guerra comercial.” El diálogo no puede resolver inmediatamente todas las diferencias, pero una confrontación perjudica inmediatamente los intereses de los dos”, dijo Wang el miércoles por la mañana. “Podemos pensar como un campeón, pero no tenemos que derrotarnos uno al otro para hacer frente a nuestras diferencias. Buscar la cooperación es la mejor camino a seguir”.

Durante las conversaciones las dos partes intensificaron su diálogo sobre el acero en medio de las amenazas que hizo Trump de imponer nuevas restricciones a las importaciones del metal por razones de seguridad nacional.

Mnuchin dijo que hubo avances en el acero, pero sin dar detalles. “No vamos a comentar sobre opciones específicas”, dijo. “Vamos a decir que todas las opciones están abiertas. Y el tema del acero no es el único asunto de China”.

En mayo, las dos partes anunciaron un acuerdo de “primeros frutos”, con el cual se despejaba el camino a las exportaciones de carne de res de EU a China y ayudaba a abrir el mercado chino a las agencias estadunidenses de calificación de crédito y a las exportaciones de gas”.

Mnuchin señaló que el acuerdo de la carne de res es una señal de las cosas por venir. Sin embargo, los economistas dijeron que acuerdos pequeños como ese harán poco para reducir el desequilibrio comercial.

En 2016 EU registró un déficit comercial de productos y servicios con China que fue más de tres veces que el déficit que tiene con la UE y, por mucho, el más grande entre sus socios comerciales”.

Siga a los autores en Twitter: @dimi, @Sam1fleming y @sdnonnan