Organismos globales nadan en sus deudas

Diversos actores internacionales, como el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo, han solicitado préstamos de sumas históricas.
Oficinas centrales del Banco Mundial en Washington.
Oficinas centrales del Banco Mundial en Washington. (Matthew Cavanaugh/EFE)

La crisis financiera global ha obligado a organizaciones "supranacionales", como el Banco Mundial, a pedir préstamos en sumas récord a inversionistas internacionales.

Los deudores como el Banco Europeo de Inversiones, el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo han gestionado 219 mil millones de dólares (mdd) en los mercados globales en lo que va del año, la suma recaudada más grande a la fecha desde que empezó a documentarse esta práctiva, de acuerdo con Dealogic.

Las organizaciones creadas para rescatar a los países europeos golpeados por la crisis solicitaron gran parte del total, pero los banqueros dicen que los organismos mundiales de desarrollo también han aprovechado la gran demanda de bonos de alta calidad para solicitar préstamos a tasas más bajas.

Los prestatarios supranacionales usualmente reciben las calificaciones crediticias de excelencia (triple A), gracias a las múltiples garantías de los gobiernos que los respaldan, mientras que la deuda que emiten es por la demanda de los bancos centrales y comerciales con criterios de inversión ultraconservadora.

"Desde la perspectiva de un inversionista con ingreso fijo, el sector todavía es muy atractivo gracias a la combinación de calificaciones altas de crédito y estabilidad, reforzado por las tasas de interés que continúan cayendo en Europa y que no han crecido tan rápido como se anticipaba en Estados Unidos", dijo Graham Pointer, director de gestión de deuda pública de Citi.

A principios de año, el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera igualó su propio récord con la emisión del mayor bono supranacional: 8 mil millones de euros en un trato que atrajo casi 12 mil millones de euros de inversionistas globales.

En tanto, el Banco de Desarrollo Africano recaudó 3 mil 700 mdd al vender bonos a inversionistas internacionales, la suma más grande en cinco años.

Las tasas pagadas por deudores como el Banco Europeo de Inversiones, el vehículo de financiamiento de la Unión Europea, también cayeron, según RBC Capital Markets, gracias a que el apetito de los inversionistas se ha afilado por el declive de los bonos emitidos por los gigantes hipotecarios con garantías del gobierno de Estados Unidos, como Fannie Mae o Freddie Mac.

Los analistas esperan que el mercado de deuda y bonos supranacionales emitidos por otros actores del sector público retroceda al momento en que los países que apoyan se vuelvan más independientes financieramente.

Un gran número de agencias de deuda pública, propiedad de países individuales, ya han reducido sus programas de financiamiento.