Aumenta temor por 'default' de Venezuela

Los bonos del gobierno tienen un rendimiento de 16%, el de mayor riesgo en países soberanos.
El desabasto es común en el país sudamericano.
El desabasto es común en el país sudamericano. (Carlos García/Reuters)

Nueva York y La Paz

La semana pasada, cuando Venezuela solicitó una reunión de emergencia en la OPEP para intentar frenar la caída de los precios de los energéticos, no fueron los compañeros de la nación socialista en el cartel de productores de crudo los que prestaron atención, sino los cada vez más preocupados inversionistas de bonos en Wall Street.

"Esta es la pregunta que me van a estar planteando constantemente: ¿a qué precio de petróleo Venezuela ya no podrá pagar (sus deudas)?", dijo Francisco Rodríguez, economista senior de Bank of America Merrill Lynch.

A pesar de que Venezuela cuenta con las reservas petroleras más grandes del mundo, el deterioro de su economía ha obligado a su presidente, Nicolás Maduro, a recortar las importaciones para cubrir los pagos de la deuda externa en medio de una severa reducción de divisas que ya tuvo como consecuencia la escasez en casi cualquier cosa, desde papel de baño hasta implantes de senos.

"Es difícil de creer, pero hay más escasez en Venezuela de la que hay en Siria", dijo Moisés Naím, socio senior de Carnegie Endowment for International Peace en Washington.

Pero la caída del precio del petróleo de esta semana ha fomentado más preocupaciones por un posible incumplimiento de pagos, presionando a la alza los rendimientos de los bonos venezolanos a más de un 16% —el de mayor riesgo en cualquier bono soberano en el mundo— y dio un impulso para los (credit default swaps) swaps de incumplimiento de pagos a más de mil 870 puntos base. El petróleo representa cerca de 95% de los ingresos de las exportaciones venezolanas.

"Creemos que la OPEP tiene que coordinar las acciones para frenar la caída de los precios del petróleo", dijo Rafael Ramírez, ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela y ex director de PDVSA, la empresa petrolera estatal. Esto es "incluso más cuando estamos convencidos de que esto no se debe a variables fundamentales del mercado, sino a la manipulación de precios para crear problemas económicos entre los principales países productores de petróleo".

La caída de los precios internacionales del petróleo han puesto de manifiesto cómo la desaceleración en la demanda de energía combinada con un aumento de producción de gas shale en EU han cambiado el equilibrio de la producción mundial de energía y las fuerzas geopolíticas que vienen con ellas.

Pero hasta el momento, la OPEP, que tendrá una reunión el 27 de noviembre, no ha hecho caso de las llamadas de Venezuela para una junta de emergencia. De hecho, Arabia Saudita, Irán e Irak, que representan la mitad de la producción de la OPEP, actualmente están vendiendo con descuento el crudo a compradores asiáticos con el fin de mantener su participación de mercado. El martes, el índice de referencia Brent cayó a 85 dólares por barril, su nivel más bajo desde 2010.

Hace cuatro años, Venezuela respondió a la escasez de moneda dura por la caída del precio de petróleo con la emisión de 51 mil millones en deuda con denominación en dólares. También recibió un préstamo de 50 mil millones de dólares de China, que se están pagando con la exportación de 450 mil barriles diarios.

Ahora el problema es que los crecientes rendimientos de los bonos venezolanos vuelven prohibitivos los préstamos en mercados internacionales. El apetito de los inversionistas por activos de riesgo también ha sido golpeado con las ventas masivas en el mercado general.

El país también enfrenta otras demandas en su menguantes reservas de divisas, incluyendo un pago con de 1.6 mil millones de dólares a ExxonMobil por la nacionalización de sus operaciones en el país hace siete años.

Venezuela sigue insistiendo en que cumplirá con sus obligaciones internacionales de bonos, a pesar de que las reservas cayeron a 20 mil millones de dólares, su mínimo en 11 años, y el 8 de octubre también tiene que pagar 1.5 mil millones de dólares de deuda con vencimiento. Sin embargo, a pesar de que el país también tiene una baja relación de deuda-PIB, esto no ha tranquilizado el temor por un default.

Esta semana, Carmen Reinhart y Kenneth Rogoff, economistas de Harvard, dijeron que había casi un "100% de probabilidad" de que el país sudamericano incumpliera el pago de su deuda externa. El mes pasado, Ricardo Haussman, también de Harvard, sugirió la probabilidad de que Venezuela cayera en default.

El costo para Venezuela de entrar en default sería muy alto, ya que cuenta con amplios activos en el extranjero que podrían ser aprovechados para pagar la deuda incumplida, como cargamentos de petróleo. Sin embargo, los analistas están desempolvando sus hojas de cálculo para ver a qué precio del petróleo sería inevitable que Venezuela cayera en default.

Rodríguez, de Bank of America, cree que el país podría continuar pagando su deuda con los precios de petróleo tan bajos como 60 dólares por barril, pero solo si Venezuela también toma una serie de movimientos políticamente difíciles, como reducir drásticamente los subsidios domésticos a la gasolina y su programa de petróleo subsidiado para Cuba.

Otros creen que el quiebre podría llegar a precios más altos. Russ Dallen, de Caracas Capital Markets, estima que el costo de producción de PDVSA es alrededor de 66 dólares por barril para su mezcla de petróleo pesado, que a su vez cotiza con un descuento de 7 dólares frente a las referencias de los precios internacionales de crudo.

95%
Representa el petróleo en los ingresos por exportaciones de Venezuela

85
Precio en dólares del crudo Brent; su menor nivel desde 2010

1.6 mil mdd
Adeuda Venezuela por la expropiación de ExxonMobil

50 mil mdd
Préstamo de China a Venezuela hace cuatro años