India se enfila a superar a China en crecimiento

Filipinas y Vietnam se desempeñaron bien, mientras que Tailandia e Indonesia retrocedieron.
Trabajadores viajan hacia los edificios en obra en Ahmedabad.
Trabajadores viajan hacia los edificios en obra en Ahmedabad. (Shailesh Andrade/Reuters)

Hong Kong

El cambio en los patrones de comercio, el petróleo más barato y la desaceleración de la economía china ayudan a reorganizar la clasificación del crecimiento asiático, con Filipinas y Vietnam uniéndose a India como los que marcan el paso en la región, y con Indonesia y Tailandia con una caída al fondo de la clasificación.

Aunque el Banco Mundial espera que China se mantenga como la economía de mayor crecimiento en Asia hasta 2017, muchos analistas del sector privado creen que India superará a su vecino tan pronto como este año.

HSBC proyecta un crecimiento de 7.8 por ciento para India en 2015, en comparación con 7.3 por ciento para China.

Los menores precios del petróleo le dieron al Banco de la Reserva de India mayor libertad para recortar las tasas de interés y redujo la amenaza que plantea el difícil déficit de cuenta corriente del país. También hay esperanza de que el gobierno proempresarial de Narendra Modi sea capaz de destrabar el potencial económico de India, justo cuando empieza a desvanecerse el auge de varias décadas de China.

Se espera que India reporte un crecimiento anual de 7.3 por ciento en el primer trimestre de este año cuando publique los datos el viernes, lo que lo colocará adelante de China, que tiene 7 por ciento por segundo trimestre consecutivo. Sin embargo, gran parte de esto se debe al cambio en la forma como India calcula el crecimiento, lo que sumó 2 puntos porcentuales a su cifra principal.

El sureste de Asia también ve un reajuste de sus países con mayor crecimiento. Filipinas, que informará mañana las cifras de su producto interno bruto del primer trimestre, se pronostica que crezca 6.3 por ciento este año, con lo que consolida su posición como el país de mejor desempeño dentro del bloque Asean. Vietnam, durante mucho tiempo el caso perdido económico de la región, no está lejos de un crecimiento proyectado de 6.1 por ciento.

Por el contrario, Indonesia y Tailandia están en medio de desaceleraciones dolorosas. La economía indonesia recibió un duro golpe por la caída de la demanda de China para sus exportaciones de materias primas —principalmente carbón—, que los economistas dicen arrastra la tendencia de crecimiento del país por debajo de 5 por ciento.

"Ahora es cada vez más evidente que las mejorías en el desempeño macro de Indonesia entre 2010 y 2013 fueron cíclicas y con un impulso externo, en lugar de con uno interno y estructural como insistían los alcistas", escribió Richard Iley, de BNP Paribas, en un informe.

Las políticas nacionales desempeñaron un importante papel en el impulso y los obstáculos del crecimiento en toda la región. El presidente con mentalidad reformista de Indonesia, Joko Widodo, avanzó poco en el aumento de la productividad y en el impulso de la actividad económica nacional, lo que dejó vulnerable al país para las perjudiciales salidas de capital a medida de que las tasas de interés de EU empiezan a aumentar.

A un año del golpe militar en Tailandia, la incertidumbre política sigue como una carga para la economía. Después de crecer solo 0.7 por ciento el año pasado, se espera que la recuperación sea lenta, y algunos proyectan que la expansión sea de solo 3 por ciento en 2015.

"Las firmas mantienen en pausa sus planes de inversión mientras la situación política sigue sin ser clara", dijo Capital Economics en un informe. "Mientras tanto, el sentimiento del consumidor permanece débil".

El clima económico de Asia es un cambio significativo de 2012, cuando Indonesia y Tailandia estaban en auge con el aumento de las exportaciones y el crecimiento en el gasto de consumo, mientras que India, plagada por la parálisis política y una inflación galopante, vio que su crecimiento cayó a su nivel más bajo desde 2008.