Proyectan petroleras reactivar inversiones

Prevén analistas que 40 grandes planes de exploración y producción arranquen durante este año por un mejor precio del hidrocarburo.
El gasto de capital de las firmas subirá 7% este año, según una encuesta de Barclays.
El gasto de capital de las firmas subirá 7% este año, según una encuesta de Barclays. (Shutterstock)

Londres y Nueva York

Las compañías petroleras se preparan para elevar el gasto este año, ya que la recuperación de los precios del crudo les da confianza para reactivar algunos proyectos que aplazaron durante el congelamiento de inversión en los últimos dos años.

El crudo Brent opera en alrededor de 55 dólares por barril, el doble del mínimo en 12 años que alcanzó a principios de 2016, después de que los países productores, miembros o no de la OPEP, acordaron en diciembre su primer recorte de producción en más de una década.

Esto, junto con los profundos recortes de costos que hicieron las petroleras desde que se desplomaron los precios a partir de los 100 dólares por barril en 2014, mejoró la generación del flujo de efectivo en la industria e hizo que los factores económicos de muchos prospectos de desarrollos se vean más atractivos. “La industria pasó el modo de supervivencia, a través de una fase de adaptación para precios más bajos, y ahora comienza a pensar sobre un renovado crecimiento”, dice Malcolm Dickson, analista de  la consultora Wood MacKenzie.

El gasto global de capital por parte de las principales firmas de exploración y producción alcanzará un total de 450 mil millones de dólares (mdd) en 2017, un crecimiento de 3 por ciento en comparación con 2016, y terminará con dos años de fuertes descensos, de acuerdo con los pronósticos de Wood Mac.

Por su parte, el número de decisiones finales de inversión por parte de 60 empresas de exploración y producción, que abarcan desde grandes multinacionales e independientes hasta grupos petroleros nacionales en nuevos proyectos de exploración y producción, se duplicará a más de 20 en 2017, en comparación con el año pasado. Otros presentaron proyecciones similares.

En una encuesta que realizaron analistas de Barclays a más de 100 empresas de exploración y producción, se pronosticó que su gasto de capital subirá 7 por ciento en promedio este año. Rystad Energy, otro grupo de investigación de energía, estimó que la nueva capacidad de producción en alta mar que se autorizará será de 15 mil millones de barriles de equivalente de petróleo en 2017, en comparación con 6 mil millones de barriles de 2016. “Las firmas finalmente ven el punto más bajo de los precios del petróleo y los puntos de equilibrio de sus proyectos regresan al mismo nivel”, dice Iain Reid, analista de Macquarie.

Hay 40 grandes proyectos de exploración, extracción y producción que esperan decisiones finales de inversión de las empresas de exploración y producción, según Wood Mac, y al menos la mitad de ellos probablemente logrará su aprobación en 2017.

Los candidatos incluyen el campo Libra en aguas profundas en Brasil que tiene Total, y el proyecto de gas Absheron del grupo francés en Azerbaiyán. El yacimiento de gas Coral South en Mozambique está cerca de la decisión final de inversión por parte de Eni, y ExxonMobil busca dar el disparo de salida para su gigantesco descubrimiento de petróleo, Liza, frente a la costa de Guyana.

El grupo estadunidense anunció el mes pasado que ya otorgaron contratos para el diseño y la ingeniería de la plataforma flotante de producción que se utilizará en el campo. Sin embargo, si bien hay una gran mejora con respecto a los últimos dos años, la inversión en exploración y producción en 2017 permanecerá 40 por ciento por debajo del nivel de 2014, y el número de aprobaciones de nuevos proyectos queda por debajo del promedio de 40 que hubo entre 2010 y 2014, según Wood Mac.

“Tocamos fondo pero no creo que estemos fuera de control”, dice Iain Armstrong, analista de Brewin Dolphin. Señala que la incertidumbre sobre la demanda a largo plazo para el crudo con el surgimiento de los vehículos eléctricos y otras tecnologías de bajo consumo de carbono amenaza con acelerar el cambio para alejarse de los combustibles fósiles. Esto, junto con las dudas a corto plazo sobre el tiempo que van a durar los recortes de la OPEP, puede evitar que las firmas aprueben proyectos con puntos de equilibrio muy superiores a 50 dólares, agrega.

Los directores de los grupos prometieron repetidamente a los accionistas que van a defender los altos pagos de dividendos de la industria y sus posiciones estarán en riesgo si se violan los compromisos. Con esto se espera que aseguren que se mantenga como prioridad la disciplina de capital tras las presiones sobre los balances de los últimos dos años.

Los cinco mayores grupos petroleros de Occidente en conjunto tuvieron una salida de efectivo, después de los gastos de dividendos y capital, de alrededor de 48 mil mdd el año pasado, en comparación con un ingreso neto de 6 mil mdd en 2012. “Estas compañías planean tener de nuevo flujos de efectivo positivos”, dice Steve Wood, analista de Moody’s. “Quieren ser cuidadosos y no encerrarse en un presupuesto de capital basado en un precio de petróleo de 55 dólares”.

Cuando las compañías se comprometen a invertir, es probable que se enfoquen en los proyectos más pequeños e incrementales que favorecieron en los últimos años. Los analistas y los ejecutivos de la industria esperan que la recuperación de la inversión sea más fuerte en la producción de petróleo de esquisto de EU, donde las mejores áreas, sobre todo en la Cuenca Permian del oeste de Texas, ofrecen algunas de las oportunidades de menor costo del mundo para la nueva producción. Los desarrollos de petróleo de esquisto, cada pozo con un costo de alrededor de 5 mdd, son mucho más flexibles para completar que los proyectos multimillonarios. La actividad puede subir y bajar en cuestión de semanas para responder a las condiciones del mercado.

Exxon dijo el año pasado que viendo hacia sus perspectivas de inversión para 2018 y más adelante, puede sumar hasta un millón de barriles de equivalente de petróleo en el pico de producción de las reservas de esquisto de EU: más que su potencial de producción adicional de recursos convencionales, aguas profundas y gas natural licuado en conjunto.

Chevron también señaló sus oportunidades en el esquisto de EU. En otras partes del mundo, la inversión se va a centrar en los recursos de bajo costo como los llamados campos de aguas profundas presal de Brasil, dice Tom Ellacott, jefe de investigación corporativa de Wood Mac.