Chrysler presume inversión ante la llegada de Trump

Los analistas de la industria dicen que las automotrices tratan de averiguar cómo pueden ajustar sus planes de producción para evitar la ira del presidente entrante.
Expertos ven su accionar como una estrategia de relaciones públicas.
Expertos ven su accionar como una estrategia de relaciones públicas. (Benoit Tessier/Reuters)

Detroit

Fiat Chrysler dijo el domingo que invertirá mil millones de dólares (mdd) adicionales en Estados Unidos y creará 2 mil nuevos puestos de trabajo en el país en un momento en el que las automotrices mundiales están bajo la presión del presidente electo Donald Trump para impulsar el empleo y la inversión en EU.

Fiat Chrysler insistió en que la medida no tiene nada que ver con la presión de Trump. Pero durante la semana pasada, el presidente electo incrementó sus críticas en Twitter contra las automotrices mundiales por producir automóviles e invertir en México en lugar de en EU.

La semana pasada Ford, el rival de Chrysler en Detroit, cedió ante la presión de Trump y anunció que decidió descartar el plan de construir una planta en México y que va a invertir 700 mdd en Michigan, después de las repetidas críticas por parte del presidente electo.

Tan solo unas horas antes, Trump centró su ira en General Motors, envió un tuit en el que amenazó a la automotriz de Detroit de que le aplicaría un "gran impuesto fronterizo" si continúa con la importación a EU de los modelos del Chevy Cruze hechos en México; GM dijo más tarde que el hatchback de poca venta es el único modelo del Cruze que se produce en México, mientras que la versión sedán se fabrica en EU.

Más tarde, Trump arremetió contra Toyota en un tuit, le dijo que se enfrentaría a fuertes sanciones si elige fabricar en México coches para el mercado de EU.

Los analistas de la industria dicen que las automotrices tratan de averiguar cómo pueden ajustar sus planes de producción para evitar la ira del presidente entrante, o cómo presentar sus planes bajo una luz con la que se puedan ganar su aprobación sin tener que hacer grandes ajustes.

Chrysler insistió en que la decisión de invertir mil millones de dólares en Michigan y Ohio y crear 2 mil nuevos puestos de trabajo no fue por el efecto de los tuits más recientes de Trump, y que los empleos nunca tuvieron como destino México.

La compañía dijo que la medida fue parte de la "continuación de esfuerzos que ya están en marcha para aumentar la capacidad de producción de camionetas y vehículos utilitarios deportivos (SUV) en EU para satisfacer la demanda". Pero los analistas dicen que el momento del anuncio podría sugerir que es parte de un plan preventivo de relaciones públicas de Chrysler para evitar posibles críticas de Trump.

"El anuncio del día de hoy es la segunda fase de un plan de industrialización que se anunció en enero de 2016. El plan busca reajustar las operaciones de fabricación de la compañía en EU para utilizar totalmente la capacidad disponible y responder al cambio en la demanda del mercado por las camionetas y SUV, y ampliar aún más las marcas Jeep y Ram", dijo la compañía.