El clima es tema serio

BlackRock y otros grupos de inversión exigen a las energéticas medidas para contrarrestar las afectaciones de sus negocios ante el cambio climático.
Algunos consejos de administración, sobre todo de la industria energética, toman acciones ante el cambio climático, por la falta de soluciones por parte del gobierno de Donald Trump.
Algunos consejos de administración, sobre todo de la industria energética, toman acciones ante el cambio climático, por la falta de soluciones por parte del gobierno de Donald Trump. (Reuters)

Los grandes grupos de inversión, entre ellos BlackRock y Vanguard, incrementaron la presión sobre las empresas de energía para abordar los riesgos asociados con el cambio climático, a pesar de la falta de acciones por parte del gobierno de Trump para enfrentar las amenazas.

Un análisis sobre los votos emitidos por los accionistas en sus reuniones anuales de este año, muestra que los inversionistas asumen un papel más activo en la búsqueda de información sobre los riesgos climáticos, y, a menudo, votan para que haya una mejor apertura, algo que va en contra de las recomendaciones en los consejos de administración.

En las votaciones de siete de las compañías de energía más grandes, este año, los 30 inversionistas más importantes cambiaron sus votos para apoyar la apertura sobre el riesgo climático en un total de 38 veces, después de oponerse a resoluciones similares en 2016, de acuerdo con ShareAction, un grupo de campaña. Los datos provienen de las presentaciones regulatorias que recopiló Proxy Insight, un servicio de información. 

La posición cada vez más asertiva tomada por los grandes inversionistas tuvo sus efectos más significativos en ExxonMobil y Occidental Petroleum, dos de los grupos petroleros más grandes de Estados Unidos. Allí hubo un apoyo mayoritario a las propuestas que instaban a las compañías a publicar informes periódicos sobre el posible impacto que tienen en sus operaciones las políticas para hacer frente a la amenaza del cambio climático. En ambos casos, BlackRock y Vanguard, los dos gestores de fondos más grandes del mundo, votaron para apoyar las propuestas.

Paul Lee, director de gobierno corporativo de Aberdeen Standard Investments, el gestor de activos más grande del Reino Unido, dijo que el grupo respaldó las mociones que instan a una apertura relacionada con el clima porque quiere “fomentar a una mayor apropiación de los riesgos del cambio climático a nivel consejo”.

State Street Global Advisors es uno de los grandes gestores de fondos más activos en presionar a los consejos de administración para que consideren en su agenda de riesgos las repercusiones del cambio climático. Rakhi Kumar, su directora de Inversiones Ambientales, Sociales y de Gobierno, dijo que con participaciones en cerca de 10,000 empresas en todo el mundo, el grupo puede tener una influencia muy amplia. 

“Como un inversionista de índices, puedes mantener a todas las compañías de tu cartera al mismo estándar. No necesitas una regulación”, dijo. 

Muchos inversionistas intensifican su compromiso con las compañías sobre el cambio climático, generalmente con la búsqueda de más transparencia sobre los posibles riesgos que podrían afectar a los ingresos. BlackRock, por ejemplo, identificó la apertura sobre el riesgo climático como una de sus cinco prioridades de administración de inversiones para 2017-18.

Sin embargo, hubo algunas grandes variaciones en los votos de los gestores de fondos sobre temas relacionados con el clima. En los “votos de clima clave” de este año que evaluó 50/50 Climate Project, otro grupo que trabaja con inversionistas en el tema, 9% del tiempo en BlackRock votó por las propuestas relevantes y Vanguard lo hizo en 15%, en comparación con 61% de State Street.

BlackRock dijo que su enfoque era “involucrarse principalmente a través del diálogo directo, pero nosotros ejerceremos nuestro derecho a votar en contra de las recomendaciones de la administración donde no veamos un avance suficiente”. 

Kumar, de State Street, dijo que el grupo usó tanto “la voz como el voto” para convencer a los consejos a que evalúen el riesgo climático.

Edward Kamonjoh, director ejecutivo de 50/50 Climate Project, dijo que espera que los inversores busquen mejores explicaciones por parte de los gestores de fondos cuando deciden no apoyar las resoluciones que se relacionan con el clima. “Los grandes gestores de fondos con bajos registros de votación sobre el riesgo climático pueden esperar desafíos públicos en la dicotomía entre sus prioridades de compromiso y las prácticas de votación”, dijo.