Bernie Sanders habla del socialismo y Donald Trump

Para el senador, el hoy presidente de EU es un hombre inteligente, pero no engloba a los estadounidenses y pide no perder de vista a la mayoría silenciosa.
"La generación más joven de EU es la que tiene menos prejuicios de raza, género y homofobia. Es una generación abierta, brillante, lista para pensar en grande y no quedarse en los bordes”.
"La generación más joven de EU es la que tiene menos prejuicios de raza, género y homofobia. Es una generación abierta, brillante, lista para pensar en grande y no quedarse en los bordes”. (AFP)

Reina un domingo tranquilo en la mansión del presidente irlandés en Dublín. Frente al lugar un par de auxiliares presidenciales vestidos como soldados y yo esperamos al senador estadounidense Bernie Sanders

El coche de Sanders llega. El día de hoy viene sin corbata: le aseguraron que al presidente  irlandés, Michael D. Higgins, no le importará.

Sanders hoy es el político más popular de Estados Unidos (EU), según una encuesta de Harvard-Harris para el sitio The Hill. Muchas encuestas sugieren que el senador, de 75 años, independiente de izquierda por Vermont habría derrotado a Donald Trump en las elecciones del año pasado, si hubiera superado a  Hillary Clinton en las primarias.

A su llegada al Westbury Hotel, Sanders deja su equipaje en la habitación, y me alcanza en el restaurante, Wilde.

“Té, sería maravilloso”, le dice Sanders al mesero. Pido platos de pasteles y frutas. Me advirtieron que Sanders odia hablar de sí mismo, del pasado o discutir si va a postularse para la presidencia en 2020, a los 79 años.

Después de las elecciones del año pasado dijo que si Trump hubiera sido sincero sobre sus promesas de campaña para ayudar a la clase trabajadora, Sanders hubiera estado dispuesto a trabajar con él. Ahora queda claro que Trump no lo fue. 

“Sí, creo que está muy claro”, interrumpe con el famoso acento de Brooklyn. “Durante su campaña, Trump dijo cosas muy interesantes, pero sus políticas han sido diametralmente opuestas a lo que dijo. Creo que mintió en casi todos los temas importantes. Y los ejemplos más claros son la propuesta de atención de  salud, y, peor aún, el presupuesto”. 

El plan de atención de salud de los republicanos, que aprobó la Cámara de Representantes de EU, le quitará a 23 millones de personas el acceso a un seguro de salud. El presupuesto propuesto por Trump, dice Sanders, “es la escandalosa transferencia de riqueza de la clase trabajadora a la gente que pertenece al 1% que hemos visto".

¿Cree que Trump es un ignorante? “No, creo que Trump es muy inteligente. Tal vez no sabe mucho sobre política exterior o atención de salud, pero no es tonto. Creo que lo que hace Trump es retirar todos los grandes programas que se aprobaron desde Franklin D. Roosevelt que ayudan a los trabajadores, a los ancianos, a los niños, a los enfermos y a los pobres, y al mismo tiempo proporciona enormes exenciones fiscales a los ricos y a las grandes corporaciones. En este presupuesto Trump no propuso recortes a la seguridad social, pero no tengo ninguna duda de que ya vendrá”. 

Cuando menciono que muchos europeos consideran al EU de la era Trump un estado deshonesto, Sanders se emociona tanto que escupe su té. Advierte: “Lo que le diría a nuestros amigos europeos es que no confundan a Donald Trump con el pueblo de EU”.

Cree que los republicanos solo pueden ganar elecciones a través de enormes gastos de campaña que destacan la personalidad más que los temas. Pero su campaña fue diferente: “Comenzamos sin una organización política. Ninguna. 

No creo que conociera a una sola persona del estado de Iowa”. Cuando digo que un socialista autoproclamado en la casa Blanca parecía una locura, me interrumpe: “no era una locura”. 

¿Hubo un momento en el que pensó que en realidad podría ganar? “Bueno, vas y hablas ante 25,000 personas y piensas que es real. Me gustaría decirte que había una brillante campaña que organizaba los mítines y eventos. No fue así. Muchas cosas fueron actividades espontáneas, algo que, en retrospectiva fue extraordinario”. 

En ese momento llegan dos meseros con pasteles y frutas. “Oh, Dios, ¿crees que es suficiente comida?”, pregunta maravillado. “¡Siempre y cuando pague FT!”, y continúa: “Muchos no saben que el sistema de bienestar social en EU es mucho más débil que en Europa. ¿Sabes cuánto cuesta ir a la universidad aquí, donde estoy sentado? Es gratis. ¿Crees que la gente en EU sabe eso?”.

A pesar de Trump, Sanders describe que EU se mueve a la forma como él piensa: millones en las calles protestando contra el presidente. “La generación más joven de EU es la que tiene menos prejuicios en términos de raza, género y homofobia. Es una generación abierta, brillante, lista para pensar en grande y no quedarse en los bordes”.

Quiere irse pero antes de que lo libere, le digo que la campaña presidencial fue en gran medida repugnante, de mal gusto y tonta. Sanders está encantado: “Me interesa lo que dices, lo pongo y le pongo comilla”. Continúa: “este no es un concurso de personalidad”. Los meseros retiran nuestra deliciosa comida casi sin tocar. 

Nació en el año en que la familia de su padre fue asesinada. Mentalmente, nunca habitó EU en la era consumista de la posguerra en la que Trump creció. Para 1963, la policía arrestó a Sanders después de manifestarse en contra de la segregación escolar en Chicago. A pesar de esto, durante las primarias demócratas algunos partidarios de Clinton lo acusaron de no preocuparse demasiado por los derechos de los afroamericanos.