Donación de esperma, industria que florece

Entre las mujeres aumenta la tendencia a tener hijos hasta que alcanzan una edad en la que se reduce su fertilidad.
El fluido debe mantenerse en refrigeración.
El fluido debe mantenerse en refrigeración. (Shutterstok)

Al igual que la mayoría de los donadores de esperma en Cryos International, Laus eligió ser anónimo. El banco danés de esperma, que afirma ser proveedor en más de 80 países, es un gran creyente en la protección de la identidad de quienes aportan, ya que solo una pequeña proporción indica que están abiertos para un futuro contacto.

El perfil de Laus lo describe como un estudiante de administración de empresas de 1.88 metros con cabellos rubio y ojos azules. Hay una fotografía de él cuando era un bebé sonriente y una grabación de audio ahora como un hombre adulto. "No puedo pensar en nada negativo al donar mi semen", dice. "En cuanto a mí, todavía no estoy listo para ser padre".

Al igual que otros donadores de esperma, a Laus le pagan cantidades nominales y es parte de la creciente industria de la fertilización. Lo que impulsa su crecimiento es lo que algunos llaman un delayer boom (boom de retrasar), la tendencia de las mujeres de tener hijos hasta que alcanzan una edad en la que se reduce su fertilidad, así como la creciente aceptación en muchas sociedades occidentales de familias con un solo padre o con padres del mismo sexo.

Los bancos de esperma con fines de lucro como Cryos, que se estableció en 1987, se encuentran entre los negocios que se benefician con estas tendencias. Ole Schou, fundador de Cryos, dice que su compañía procesa esperma "como la leche de vaca". Al igual que otros bancos, recolecta muestras, les hace pruebas y las clasifica. El esperma de diferente grado de clasificación se vende a precios que van de 40 a mil euros por un contenedor de 0.5 mililitros, lo que también refleja la cantidad de información que Cryos publica sobre el donador y si está abierto a entrar en contacto en el futuro. Los donadores pasan por pruebas durante meses y solo se acepta a una pequeña fracción de los solicitantes.

Cryos es parte de un "cluster de fertilización" en Dinamarca que generó más de mil millones de coronas danesas (152 millones de dólares), de acuerdo con la consultora Copenhagen Economics. Ésta calcula que el cluster en su conjunto exportó bienes y servicios con un valor de 700 millones de coronas danesas el mismo año.

Dinamarca se convirtió en líder mundial en el mercado de fertilidad, dice Annemette Amdal-Lauritzen, presidenta ejecutiva del Banco Europeo de Semen, la principal competencia danesa de Cryos.

Sin duda Dinamarca se convirtió en una importante fuente de esperma que se utiliza en Reino Unido. En 2013, de acuerdo con la Autoridad de Fertilización Humana y Embriología británico, las clínicas con licencia utilizaron 387 nuevos donadores residentes en Reino Unido y 187 nuevos donadores importados. De los foráneos, los de Estados Unidos representaron cerca de 70 por ciento. Sin embargo, Dinamarca, con una población de 5 millones 500 mil habitantes, fue la segunda fuente más grande, y representó casi una quinta parte del total de nuevos donadores de esperma importados.

Sin embargo, a los clientes y a los organismos de la industria les preocupa que el número de niños que nacen por donación de esperma puedan ser mucho más grandes de lo que las autoridades creen, la cuestión es que no hay forma de saberlo. Cryos y muchos de sus contrapartes en EU realizan envíos directamente al hogar de las mujeres, lo que significa que las mujeres pueden inseminarse a sí mismas y las autoridades nunca lo sabrán. "Podemos enviar directamente a la mujer. No necesitamos pasar por una clínica y las autoridades no pueden hacer nada al respecto", dice Schou.

Las consecuencias de esto y el subregistro de los datos asociados de los llamados "hijos nacidos vivos" (bebés que sobrevivieron), incluso de las clínicas registradas, son serios. En Europa, la mayoría de los países impone límites estrictos al número de familias a las que puede ayudar un donador. En Reino Unido el número es 10. Las restricciones existen por una serie de razones. Por ejemplo, las autoridades quieren minimizar el riesgo de endogamia, los medios hermanos pueden conocerse en el futuro y no saber que tienen el mismo padre biológico. Además, estas reglas ayudan a proteger a los bancos de esperma contra las críticas y posibles acciones legales si se descubre que el padre puede ser portador de una enfermedad genética. Los límites también tienen el objetivo de garantizar que los donadores y los descendientes no se sorprendan de descubrir cuántos parientes biológicos tienen.

"Uno de los retos es que la gente no informa (de sus hijos nacidos vivos)", dice Alice Ruby, del Banco de Esperma de California, una organización sin fines de lucro. "Necesita vigilarse con más cuidado".

Laura Witjens, directora general del Fondo Nacional de Donación de Gametos de Reino Unido, que tiene responsabilidad del recién lanzado Banco Nacional de Esperma, dice que los problemas se agravan por los incentivos financieros para los participantes de la industria. Estima que un donador puede ayudar a generar hasta 50 mil libras en ingresos si su esperma se vende a través de las clínicas de Reino Unido y se vinculan a tratamientos de fertilización tan solo para 10 familias. Solo con su esperma, si lo vende el Banco Nacional de Esperma, que es una organización sin fines de lucro, para una inseminación directa, puede ganar entre 5 mil y 6 mil libras.

Pero el esperma de un donador puede generar mucho más. Por ejemplo, en EU existen recomendaciones, pero no hay reglas, para limitar el número de familias a las que un donador puede ayudar. Además, los bancos de esperma que venden a países europeos algunas veces exceden el límite. Schou dice que Cryos simplemente emite una advertencia cuando se alcanza el límite y no les solicita a los compradores que se identifiquen. También, muchos bancos de esperma se comercializan mundialmente, una vez que alcanzan el límite en un país, todavía pueden vender el esperma de una persona en otro. Schou dice que el donador promedio de Cryos tendrá 25 hijos, aunque admite que algunos tendrán más de 100.

Wendy Kramer, fundadora del Registro de Hermanos y Donadores, un sitio web con sede en EU que invita a los donadores y a los hermanos a entrar en contacto entre sí, dice que conoció a hombres que se sorprendieron al descubrir que son padres de más de 200 niños.

Ella creó este sitio porque su propio hijo, que nació después de que recibió una donación de esperma, tenía curiosidad de sus orígenes. "Mi propio donador lo hizo tres veces a la semana durante cinco años", dice, y agrega que los hombres pueden no estar conscientes de que una sola donación puede resultar en varios hijos. "Un hombre puede producir 75 ampolletas para sacar a la venta en una semana", dice.

Witjens está de acuerdo en que los hombres pueden no comprender completamente lo que hacen. "Hablé con donadores de Reino Unido que piensan que una eyaculación equivale a un bebé", dice.

"Asumimos que todos mantienen registros precisos y sus prácticas las hacen con la mayor ética. Muchos de nosotros nos dimos cuenta que la industria no siempre opera a los niveles más altos de ética", dice Kramer.