Los autos eléctricos disparan el litio

Los depósitos de este metal son cada vez más codiciados por las compañías chinas.
Además de África, las mayores reservas de litio se encuentran en Argentina, Bolivia y Chile.
Además de África, las mayores reservas de litio se encuentran en Argentina, Bolivia y Chile. (Shutterstock)

Surge la lucha por el litio después de que una compañía minera en Australia vendiera un depósito en África a un comprador chino. El precio fue 2,000 veces más alto de lo que había pagado hace menos de un año. 

La compañía de exploración Birimian anunció que vende su proyecto Bougouni Lithium en el sur de Mali por 78 millones de dólares (mdd) al Shandong Mingrui Group. De acuerdo con su informe anual, lo había adquirido en febrero de un “vendedor local” por solo 40,000 dólares. 

Esta compra es un indicio del deseo que tienen las empresas chinas -el mercado de coches eléctricos más grande del mundo- de comprar depósitos de litio para expandir su producción de baterías de iones de litio

“La venta de Bougouni sirve para ilustrar la determinación que tienen los grupos chinos por acaparar la mayor cantidad de litio posible a medida que se acelera la competencia por el dominio de los vehículos eléctricos”, dijeron analistas de Investec. 

La venta se produce cuando los precios del litio siguen en aumento debido al interés de los inversionistas y la fuerte demanda que surge de los coches y autobuses eléctricos. Se espera que el sector automotriz consuma 24% de la producción total para 2020, en comparación con 7% en 2015, de acuerdo con Goldman Sachs. 

“Lo que vemos hoy en términos de demanda de litio es sustentable, pero cuando ves acuerdos como este te pones a pensar”, dijo Chris Berry, fundador de House Mountain Partners. “Te preguntas si el apetito en China será tan voraz”.