Ataques cibernéticos de alto perfil impulsan a la británica Sophos

La próxima semana entrarán en vigor las nuevas regulaciones de la Unión Europea que sancionarán a las empresas con hasta 4 por ciento de la facturación o 20 millones de euros si ‘hackean’ sus datos.
Sus ingresos fueron de 641 mdd en el año.
Sus ingresos fueron de 641 mdd en el año. (Shutterstock)

Las acciones de Sophos, el grupo británico de seguridad cibernética, subieron fuertemente después de que los resultados para todo el año mostraron una gran demanda por sus servicios tras una serie de ataques cibernéticos de alto perfil.

Sophos dijo que la facturación, el valor de los productos y servicios que se facturan a los clientes deben regresar este año a los niveles de crecimiento de alrededor de “15 por ciento” ya que la compañía con sede en Oxfordshire continuó beneficiándose con las secuelas de los ataques cibernéticos WannaCry y NotPetya.

La compañía dijo que la facturación aumentó 21.6 por ciento para llegar a 786.6 millones de dólares (mdd) en el año hasta finales de marzo. Reiteró la guía anterior de alcanzar mil millones de dólares de facturación en 2020. Las acciones subieron 8.9 por ciento para llegar a 5.99 libras el jueves en Londres.

“En los últimos años superamos el desempeño debido a estos ataques sin precedentes”, dijo Kris Hagerman, su director ejecutivo. “Esperamos crecer y crecer mucho, la marea subyacente de crecimiento continuará, pero tal vez no crezca a este ritmo durante los próximos dos años”.

Los ingresos aumentaron 21 por ciento a 641 mdd en el año, por encima de las expectativas de los analistas. Las pérdidas antes de impuestos aumentaron 6.1 por ciento para llegar a 52.3 millones de dólares después de que la compañía tuvo que ponderar las pérdidas en tipo de cambio.

Los proveedores de software de seguridad experimentaron un interés renovado por parte de los inversionistas durante el año pasado a medida que aumentaban las preocupaciones sobre los ataques cibernéticos contra las empresas.

En un movimiento sin precedentes el mes pasado, EU y Reino Unido emitieron una advertencia conjunta de que Rusia se dirigía de forma deliberada a infraestructura occidental crítica con intrusiones cibernéticas que amenazaban los routers domésticos y comerciales.

La próxima semana entrarán en vigor las nuevas regulaciones de la Unión Europea que sancionarán a las empresas con hasta 4 por ciento de la facturación o 20 millones de euros si hackean sus datos.

Se espera que aumente la competencia a medida que más empresas se dirijan a las empresas que necesitan mejorar las protecciones de seguridad cibernética.

Avast Software, un grupo checo de seguridad cibernética que vende directamente a los consumidores en lugar de a las empresas, empezó a cotizar en bolsa este mes.

Sin embargo, Hagerman restó importancia a la amenaza de la competencia. “El negocio de la seguridad cibernética es de entre 40 y 50 mil millones de dólares en todo el mundo y crece a un ritmo de entre 6 y 7 por ciento.