Amazon toma los cielos para cumplir expectativas

Con el "Amazon One", la compañía de comercio electrónico refuerza su flota aérea, en búsqueda de tener más control de su red logística.
El avión alqullado por la firma de Jeff Bezos.
El avión alqullado por la firma de Jeff Bezos. (AP)

San Francisco y Nueva York

La Navidad siempre es el periodo más ocupado de Amazon y este año se prepara para entregar aproximadamente 220 millones de paquetes solo en Estados Unidos. Sin embargo, en esta ocasión el reto logístico recibirá la ayuda de algo nuevo: un enorme avión de carga llamado Amazon One, que está pintado con los tradicionales colores azul y dorado y tiene el número N1997A, una referencia al año en que Jeff Bezos fundó la compañía. Alquilar su propio avión es una señal del grado al que llega la compañía al buscar tener más control en su red logística.

Un análisis de FT sobre los datos de vuelos muestra que Amazon intensificó el uso de su nueva flota de aviones de carga 767 de una manera extremadamente rápida. La compañía aumentó más del doble la actividad en los últimos seis meses a través de su subcontratista más grande, Air Transport International (ATI).

Perfeccionar su red de entregas es clave en la operación de comercio electrónico de la firma, que nunca ha generado muchas utilidades. Amazon logró un récord de 4 mil 200 millones de dólares de gastos de envío en el cuarto trimestre de 2015, y se espera que esa cifra aumente este año. En parte como respuesta, este año Amazon firmó acuerdos de largo plazo para arrendar hasta 40 aviones. Alrededor de 15 de esos ya están en operación, y llegarán más en 2017.

El análisis de datos de FT de FlightAware encontró que los vuelos de ATI de Amazon aumentaron de un promedio de ocho al día en junio a 19 al día la semana pasada. ATI es propietario de ocho de 15 de las aeronaves que se encuentran actualmente en la flota de Amazon. Si bien estos vuelos en su mayoría mueven bienes de un almacén de Amazon a otro y la compañía todavía depende de otros grupos de paquetería como UPS, FedEx y el Servicio Postal de EU, el crecimiento de su nueva flota de carga destaca que Amazon va en serio para lograr tener una gran presencia en el transporte aéreo de carga.

En los últimos años, la compañía amplió su capacidad logística y asumió un control más férreo; no solo agregó aeronaves, también sumó tráilers y flotas de conductores urbanos. Esta es una estrategia costosa, y una que conlleva nuevos riesgos si las cosas salen mal. David Vernon, analista de Bernstein, dice que, para Amazon, este periodo navideño será una enorme prueba.

En los años anteriores se culpó a los grupos de mensajería de los retrasos en las entregas, pero este año esto se va a notar menos ya que Amazon toma el asunto con sus propias manos, señala.

LIBRAR AMENAZAS

La amenaza de huelgas de pilotos ya penden sobre los planes de Amazon para lograr que los regalos estén bajo el árbol en Nochebuena. Por una huelga el mes pasado en una filial, tuvo que suspender sus vuelos durante varios días, justo antes del Cyber Monday. Aunque la huelga terminó, el sindicato Teamsters Union recientemente lanzó una nueva ofensiva con una campaña de publicidad que se dirige a los clientes de Amazon, en donde les advierte que sus pedidos podrían retrasarse debido a una nueva acción de los pilotos.

En los últimos 12 meses, las pérdidas netas de la compañía solamente por transporte alcanzaron 6 mil 400 millones de dólares, creciendo más rápido que las ventas. En Estados Unidos, Amazon enviará más de siete millones de paquetes diarios durante la fiebre prenavideña de este año, de acuerdo con Satish Jindel, presidente de ShipMatrix, una consultora de embarques. Se espera que se muevan 220 millones de paquetes entre el viernes negro y Nochebuena, lo que representa un incremento de 27 por ciento en comparación con 2015.

El volumen de paquetes de Amazon aumenta al doble de velocidad que los envíos de paquetes de EU en su conjunto, por lo que es una razón para que se tomen medidas poco comunes este año al firmar acuerdos de fletes de largo plazo para aviones de carga.

Matt Castle, director de transporte de carga aérea de CH Robinson, una compañía de mensajería, dice que parte de la forma de pensar de Amazon puede evitar que aumenten los precios del transporte aéreo durante la temporada navideña. “Hay costos fijos para operar estas aeronaves, pero Amazon no estará sujeta a los picos y valles del mercado general”.

La demanda de transporte aéreo en las últimas seis semanas fue “bastante fuerte”, señala. El aumento del comercio electrónico llevó a un incremento en el número de paquetes que se envían por correo, algo con lo que tienen que luchar todos los grupos de paquetería en esta temporada, de UPS a FedEx, hasta el sistema postal de Estados Unidos. Para los grupos de paquetería, la temporada navideña es un periodo que le “da pesadillas a la gente”, dice Brandon Staton, consultor de Transportation Impact. “Aún no saben cuál será el volumen, simplemente porque no hay suficiente evidencia histórica. Todavía estamos en la parte frontal de un cambio drástico en la forma como se comportan los consumidores”.

Frente a esta incertidumbre, Amazon apuesta por tener sus propias redes, algo que al final demostrará ser más barato y confiable que las alternativas.