Lufthansa apuesta a vuelos de bajo costo

Su misión es ser la primera aerolínea grande en ofrecer viajes de larga distancia a precios cómodos.
El despegue de una de las aeronaves.
El despegue de una de las aeronaves. (Michael Dadler/Reuters)

Stuttgart

Lufthansa seguirá adelante con los planes para sus nuevos servicios de bajo costo, a pesar de la oposición de sus pilotos y las dudas de los analistas de que el plan sea una manera decisiva de enfrentar el crecimiento de la competencia.

El consejo de supervisión de la línea aérea alemana aprobó la nueva oferta de corta y larga distancia Eurowings, con la que busca competir de mejor manera con las aerolíneas de bajo costo y del Medio Oriente.

Carsten Spohr, el director general, dijo: "Desde hace varios años hemos enfrentado una feroz competencia de las aerolíneas de bajo costo que tienen un rápido crecimiento... no solo en Alemania, sino en toda Europa. Y estamos seguros de que veremos a los competidores extenderse más y más al segmento de larga distancia en los próximos años".

Este piloto certificado, de habla muy franca y quien anteriormente dirigió la operación de líneas aéreas de pasajeros de Lufthansa, ha soportado unos primeros seis meses turbulentos desde que asumió el cargo. Lufthansa ha reducido dos veces sus proyecciones de utilidad, y nueve huelgas separadas le han costado a la aerolínea más de 170 millones de euros.

El lunes y martes nuevamente los pilotos de Lufthansa se negaron a entrar a sus cabinas, interrumpiendo los planes de viaje de cerca de 150 mil clientes. Hoy de nuevo están emplazados a huelga. Spohr se disculpó por "decepcionar" a los clientes.

Los pilotos aparentemente están protestando por los cambios en las reglas de jubilación anticipada, pero hay otro tipo de agravios más profundos y preocupación por la nueva estrategia de Spohr. Esto implica equipar a la poco conocida subsidiaria de Lufthansa, Eurowings, con 23 aviones Airbus A320 para 2017, que serán operados en servicios directos en Europa.

Además, la empresa iniciará un servicio intercontinental de bajo costo en unión con SunExpress, su operación conjunta con Turkish Airlines. Las dos empresas firmaron una carta de intención.

El servicio de larga distancia de Eurowings inicialmente estará equipado con tres aviones arrendados Airbus A330 de 310 asientos y realizará vuelos a Florida, el sur de África y el océano Índico. La flotilla podría ampliarse a siete aviones, dijo la administración.

Los pilotos de Lufthansa están molestos porque los nuevos servicios de Eurowings operarán fuera de su acuerdo colectivo de trabajo de 10 años, que incluye generosos sueldos y condiciones para los pilotos en la línea aérea principal y en su subsidiaria de bajo costo, Germanwings.

Con los pilotos renuentes a renunciar a sus privilegios, Spohr está ignorando el legado de las estructuras de costos de Lufthansa con el fin de que la aerolínea pueda crecer.

Bajo la anterior administración Lufthansa dio el primer paso para reducir los costos, al transferir los servicios de corta distancia, que no llegan a sus centros de operación de Fráncfort y Munich, a la marca Germanwings. El cambio no fue nada popular entre algunos clientes empresariales, pero le permitirá al grupo lograr utilidades en esas rutas en 2015.

Sin embargo, Germanwings ahora enfrenta una mayor competencia por parte de las líneas aéreas de bajo costo, Ryanair y easyJet abrieron respectivamente nuevas bases en Colonia y Hamburgo, mientras que Vueling y Norwegian Air Shuttle también agregaron rutas Alemania-España.

El costo base de Germanwings es aproximadamente 20 por ciento menor al de Lufthansa, pero se espera que Eurowings baje 20 por ciento adicional.

"Creemos que será necesario llevar todas las operaciones que no llegan a sus centros de operación al nivel de costo de Eurowings para asegurar un modelo de negocio sostenible", dijo a sus clientes Neil Glynn, de Credit Suisse.

Aunque Lufthansa se prepara para estar entre las primeras grandes líneas aéreas en probar el servicio de larga distancia de bajo costo, en general ha sido más lenta que algunos de sus rivales europeos para tomar acciones correctivas dolorosas.

International Airlines Group (IAG), propietario de British Airways, superó una huelga para darle la vuelta al desempeño de su división de Iberia. Las acciones de Lufthansa han caído 20 por ciento desde principios de junio, en comparación con una ganancia de 10 por ciento de IAG.

Damian Brewer, de RBC Capital Markets, concluyó: "Antes de hacer las cosas periféricas, es necesario arreglar los fundamentos, y eso significa asegurar que los costos y la productividad de la línea aérea central sean competitivos. Tratar de enfrentar a los pilotos es parte de eso, pero desarrollar nuevas líneas de negocios es un riesgo de generar desvíos de los objetivos".