El acero en China ya es tan barato como la col

La caída en la demanda de este material se debe a una reducción en la construcción de viviendas.
Un trabajador en el mercado de Shaanxi.
Un trabajador en el mercado de Shaanxi. (Reuters)

Pekín

La menor demanda de acero en China ha reducido su precio en algunos mercados a niveles tan bajos como el costo de la col; en tanto, aumenta la preocupación de que el consumo anual de la aleación pueda reducirse por primera vez en 19 años.

Esta semana algunos grados de varillas, un producto de acero ampliamente utilizado en la construcción, cayó a 2 mil 600 renminbis (419 dólares) por tonelada en los mercados del norte de China, de acuerdo con Steelhome, un sitio de precios de la industria, el equivalente al costo al menudeo de la col.

El consumo de acero chino había estado aumentando durante años por el auge de la demanda de refrigeradores, supermercados, vagones de tren y los invernaderos que ahora permiten que los habitantes de Pekín disfruten de verduras durante todo el invierno. Pero la demanda está cayendo drásticamente al momento en el que el crecimiento económico de China llega a un máximo.

Mientras tanto, la col no es el producto omnipresente que alguna vez fue. Los camiones llenos de vegetales ya no se mueven con pesadez en Pekín en los frescos días de otoño, y pocos residentes los apilan en sus almacenes en las escaleras al prepararse para el invierno.

La caída en la demanda del acero "es una tendencia de largo plazo", dijo Li Xinchuang, de la China Iron and Steel Association (CISA), que representa a las siderúrgicas más grandes del país. Los datos de la asociación muestran que el consumo cayó tanto en julio como en agosto comparados con el año anterior. Li dijo que el declive continuó en septiembre.

La caída del consumo de acero en el tercer trimestre refleja en gran medida la desaceleración en la construcción de vivienda. Una caída similar este trimestre convertiría a 2014 en el primer año en el que reduce el consumo de acero desde 1995, cuando la economía china se estaba recuperando de un problema de inflación.

"Todos los indicadores que vemos nos muestran que es poco probable que la recuperación económica en el cuarto trimestre sea fuerte", dijo Song Chunlei, vicedirector de la consultoría de acero LGMI en Pekín. Dijo que las siderúrgicas en Tangshan, el corazón de la industria del acero en China, ya estaban planeando recortes de producción para el resto del año.

Se espera que los datos del producto interno bruto para el tercer trimestre, que se publicarán la próxima semana, muestren el trimestre más débil desde principios de 2009, cuando China todavía sentía los efectos de la crisis financiera mundial. Pero un cambio en la actividad económica hacia el sector de servicios con menos uso del acero significará que el acero y otras industrias pesadas tengan un desempeño menor al de la economía general.

El enorme crecimiento de las exportaciones de acero es otra señal de que las fábricas chinas están produciendo más de lo que el país consume. Las ventas al extranjero alcanzaron un volumen récord de 8.5 millones de toneladas el mes pasado, al momento en el que los comerciantes buscan utilidades en otros mercados. Las exportaciones de acero durante los primeros nueve meses del año aumentaron 39%.

La caída constante de los precios internacionales del mineral de hierro, el principal ingrediente en la producción de acero, también redujo los costos para las acereras y les permitió vender su producto a precios más baratos. Los precios promedio del acero en China han caído 13% este año.

El hierro se debilita

Para una mercancía que simboliza fuerza, el mineral de hierro se ve cada vez más débil. La razón de la fuerte caída en el primer semestre del año fue clara. Los tres grandes productores mundiales —Vale, Rio Tinto y BHP Billiton, que dependen en gran medida del mineral de hierro para su rentabilidad— han aumentado drásticamente los volúmenes de producción y de envío en 2014.

La mayor parte de este material se ha ido a China, que consume alrededor de dos terceras partes del mineral de hierro transportado por vía marítima mundial. Este "tsunami de crecimiento de la oferta" que ha provocado un superávit se ha detenido temporalmente, según Chris LaFemina, jefe de metales europeos y análisis de renta variable de minería de Jefferies. El problema es ahora en el otro lado de la ecuación: la demanda.

"El sentimiento en el mercado del acero chino se ha debilitado un poco," dijo LaFemina. "Cuando las empresas de acero saben que hay un montón de hierro disponible pueden darse el lujo de esperar. Eso empuja el precio hacia abajo".

Datos macroeconómicos chinos apoyan la idea de la baja demanda de productos industriales. El crecimiento del sector industrial cayó a un mínimo de tres meses en agosto, según una encuesta de HSBC, mientras que el índice de compras del gobierno "también se redujo durante el mes.

Las cifras sugieren que las medidas de estímulo de China aún no han sido suficientes para compensar la debilidad en el sector inmobiliario del país, un gran usuario de acero —y por lo tanto del mineral de hierro. (Xan Rice y James Wilson)