Accionistas de UBS votarán los bonos de sus altos ejecutivos

También se discutirá la remuneración a los directores para el periodo 2015-2016.
La sede del grupo financiero en Puerto Rico.
La sede del grupo financiero en Puerto Rico. (Ana Martínez/Reuters)

Londres

Los 10 principales ejecutivos de UBS pronto tendrán que convencer a los accionistas de que merecen los 60 millones de dólares de pago variable que les otorgaron el año pasado, dijo ayer el banco suizo.

El banco pondrá por primera vez a votación de los accionistas el pago variable de su junta ejecutiva en la reunión anual del 7 de mayo, donde los accionistas también votarán por la remuneración de los directores en 2015 y 2016.

La votación en el pago será vinculante, en consonancia con la llamada iniciativa Fat Cat (Gato Gordo o Pez Gordo) que aprobaron los votantes suizos el año pasado, que obliga a todas las empresas que cotizan en bolsa a realizar votaciones vinculantes para la remuneración de la alta dirección. "La junta de directores (BOD, por sus siglas en inglés) cree que los posibles votos con respecto a la remuneración máxima fija para el grupo ejecutivo de la junta (GEB, por sus siglas en inglés) y la BOD le dará a la firma y a sus organismos de gobierno la certeza que necesitan para operar de manera efectiva", dijo UBS.

"El voto de los "accionistas" en la paga variable agregada para el GEB en relación con el año anterior permite a los accionistas tomar decisiones informadas sobre la compensación tomando en cuenta el pago a la luz del logro real del desempeño".

Los principales bancos internacionales, entre ellos Barclays y Goldman Sachs, no tienen votaciones vinculantes con el pago mientras los accionistas demandaron una mayor voz en la forma como se realizan después de la crisis financiera de 2007-2009. Los pagos variables del año pasado que se otorgaron a las juntas ejecutivas de UBS fueron ligeramente menores a los 63 millones de francos suizos que les dieron en 2013. Las utilidades netas del banco crecieron 8 por ciento en 2014, pero los inversionistas criticaron al banco por no lograr las expectativas en diversas áreas.

La mayor parte de las gratificaciones variables de 2014 y 2013 se otorgaron en instrumentos diferidos que se vinculan con el desempeño del banco. Las gratificaciones del año pasado incluyeron sólo 8 millones de francos suizos en efectivo inmediato.

La reunión de UBS llega quince días después de que los accionistas de Credit Suisse pidieron votar por la remuneración de los altos jefes del banco.


UBS también dijo ayer que Helmut Panke, ex ejecutivo de BMW, saldría del consejo del banco en la reunión anual después de ser parte de él durante una década. UBS también confirmó que solicitará a los accionistas su aprobación para el dividendo de 0.50 francos suizos por acción para 2014, el doble que en 2013.