Unilever advierte que continuará la debilidad en ventas

El productor del té Lipton, el jabón Dove y los helados Ben & Jerry's informó una caída de 2.7 por ciento en las ventas de todo 2014, para llegar a 48 mil 400 millones de euros.
Productos de la firma británico-neerlandesa.
Productos de la firma británico-neerlandesa. (Octavio Hoyos)

Unilever advirtió que este año espera poco respiro del ataque en dos flancos que recibe, por el débil crecimiento en los mercados emergentes y la escasa demanda en los mercados desarrollados.

El productor del té Lipton, el jabón Dove y los helados Ben & Jerry's informó una caída de 2.7 por ciento en las ventas de todo 2014, para llegar a 48 mil 400 millones de euros, pero las utilidades netas crecieron 5 por ciento, para llegar a 5 mil 500 millones de euros.

La compañía prevé otro año de ventas débiles, y dijo: "Esperamos que nuestro desempeño de todo el año sea similar a 2014, con un primer trimestre más débil, pero que el crecimiento mejore durante el año".

Paul Polman, presidente ejecutivo, negó que sean demasiado cautelosos, dado que la caída de los precios del petróleo y de otras materias primas deben conducir a menores costos.

Al señalar la reducción de las proyecciones globales del Fondo Monetario Internacional que se publicaron ayer, dijo: "Queremos ser realistas, y no hay señales que nos den confianza de que haya un cambio significativo en la situación".

El crecimiento de las ventas subyacentes de 2.9 por ciento —en moneda constante y sin desinversiones o adquisiciones— quedó por debajo de las expectativas de crecimiento de los analistas, de 3.1 por ciento.

Ese desempeño refleja un repunte más débil en los últimos tres meses del año, a partir de que ya de por sí fue un tercer trimestre sorprendentemente lento.

Las ventas cayeron 20 por ciento en China en el último trimestre, ya que la compañía eliminó los inventarios que se acumularon al tratar de anticiparse a una demanda más robusta.

Las utilidades anuales de operación de 8 mil millones de euros estuvieron en consonancia con las expectativas de los analistas, debido a que principalmente reflejan que la reducción de costos aumentó 0.4 por ciento el margen de utilidad operativa, para alcanzar 14 por ciento al tipo de cambio actual.

Cedric Besnard, analista de Barclays, dijo: "Los resultados del cuarto trimestre se caracterizaron por volúmenes más bien decepcionantes, al que impactaron los precios todavía altos y la reducción de inventarios en China, mientras que la ampliación del margen fue mejor de la esperada y se dio por la reducción de gastos generales".

La desaceleración en los mercados emergentes se mantiene, con ventas subyacentes hasta de 5.7 por ciento, frente a un crecimiento de 8.7 por ciento en 2013. Los mercados emergentes representan 57 por ciento de las ventas de Unilever y fueron el motor de crecimiento del grupo hasta 2013.

Al mismo tiempo, las ventas siguen cayendo en Europa —2.1%— mientras que el crecimiento de la comercialización en el continente americano llegó a 5.4%.

Analistas de Liberum dijeron: "Esperamos que persistan las condiciones débiles del mercado, particularmente en los países emergentes y Europa, durante 2015 y 2016, lo que perjudica las perspectivas de crecimiento de Unilever".

Las acciones cerraron con una baja de 0.6 por ciento, para llegar a 27.13 libras por acción, lo que llevó a 11 por ciento el aumento total del año.