Uber, ¿servicio digital o de taxis?; lo decidirá el tribunal de Europa

Un juez de Barcelona remitió una serie de cuestiones al más alto tribunal de la Unión Europea relacionada con la manera como se debe tratar al grupo para efectos de regulación.
La firma opera con normalidad en Nueva York.
La firma opera con normalidad en Nueva York. (Shannon Stapleton/Reuters)

Londres

Se solicitó al Tribunal de Justicia de la Unión Europea que decida si se debe considerar a Uber una empresa de transporte o un servicio digital, en una acción que puede cambiar drásticamente las prohibiciones que hay sobre la compañía en todo el continente.

Un juez de Barcelona remitió una serie de cuestiones al más alto tribunal de la Unión Europea relacionada con la manera como se debe tratar al grupo para efectos de regulación.

Si el tribunal de Luxemburgo considera que Uber —que enfrenta prohibiciones en varias jurisdicciones europeas, entre ellas Francia, Alemania y España— es un proveedor de servicios digitales, será mucho más difícil que los reguladores nacionales frenen sus actividades.

Pero si se llega a un dictamen que lo considere como un servicio de transporte puede obligar a cambios fundamentales en el modelo de Uber, con el potencial de aumentar significativamente sus costos de operación, como la forma de asegurar a sus conductores y la adopción de un enfoque para adherirse a los organismos locales de regulación.

Ayer Uber dijo que le da la bienvenida a la medida, que puede acelerar su estrategia de apelar a las instituciones de la Unión Europea para que lo ayuden a contrarrestar las prohibiciones nacionales.

“No queremos quedar exentos de las regulaciones”, dijo Mark McGann, director de política pública de Uber para Europa, Medio Oriente y África. “Pero Creemos que se requiere que las regulaciones se adecuen a la era digital. La mezcla actual de las normas y reglamentos nacionales la utilizan las empresas establecidas para protegerse de los servicios nuevos e innovadores como Uber, en detrimento de los consumidores europeos”.

Es poco probable que el Tribunal de Justicia de la Unión  Europea llegue a cualquier fallo antes del otoño del próximo año. A los Estados de la  Unión Europea se les darán dos meses para presentar sus opiniones ante el tribunal y se prolonga el proceso hacia una audiencia.

La prohibición en Alemania para los servicios de Uber ya enfrenta una investigación por parte de la Comisión Europea, después de que el grupo se quejó de que las regulaciones de taxis del país y las normas de competencia violan las leyes de la Unión Europea.

La aplicación para compartir transporte empezó una demanda similar en Francia, donde los taxistas realizaron protestas violentas y solicitaron que se declare ilegal (a Uber). McGann dijo que Uber recibe asesoría jurídica sobre cómo desafiar las prohibiciones establecidas en Milán y las nuevas leyes estrictas en Hungría que restringirán sus operaciones.

Este mes, la compañía suspendió temporalmente el servicio de compartir transporte UberPop en varios lugares de Europa, como Francia, donde arrestaron a dos de sus ejecutivos para comparecer en un juicio en septiembre por las acusaciones de ilegalidad del servicio.