Toyota apuesta al hidrógeno

El Mirai será lanzado en Japón este año; su precio será de 57,500 mil dólares.
Nuevo modelo de la firma nipona.
Nuevo modelo de la firma nipona. (AFP)

Tokio

Toyota siguió los pasos de su rival Honda y lanzó al mercado un automóvil de combustible limpio, lo que marca la apuesta más agresiva del fabricante japonés de automóviles a la fecha en tecnología de vehículos impulsados por hidrógeno.

El martes la empresa dijo que el Mirai —que significa “futuro” en japonés— será lanzado el 15 de diciembre en Japón, mientras que los lanzamientos en Estados Unidos y Europa serán el próximo verano y en septiembre, respectivamente.

El precio del Mirai será de 57,500 dólares en EU y 66 mil euros en Europa; se espera que se reduzcan los precios de compra a menos de 45 mil dólares con los subsidios del gobierno y los créditos fiscales.

Los fabricantes de automóviles en todo el mundo, que actualmente enfrentan regulaciones más estrictas sobre las emisiones de dióxido de carbono, siguen divididos sobre el tipo de tecnología ecológicamente amigable con la mayor probabilidad de ser la más adoptada por los consumidores.

Los fabricantes de automóviles como Tesla y Nissan están apostando por vehículos impulsados por baterías eléctricas, mientras que Toyota, que fue pionero en el mercado de los automóviles híbridos, está apostando por la tecnología de pila de combustible (FCV por sus siglas en inglés).

Los vehículos de este tipo funcionan con electricidad, que surge de las celdas y que se genera con una combinación de hidrógeno y oxígeno, y solamente emiten vapor de agua. Toyota dijo que el Mirai podría recargarse en cerca de tres minutos y recorrer hasta 500 kilómetros con un tanque lleno.

Leaf de Nissan y otros vehículos eléctricos en la carretera, con excepción del Modelo S de Tesla, tienen un rango de recorrido de menos de 160 kilómetros y requieren de varias horas para cargarse totalmente.

Algunos fabricantes de automóviles han cubierto sus apuestas en vehículos verdes a través de operaciones conjuntas abarcando diferentes tecnologías.

Nissan, que opera como parte de una alianza con la francesa Renault, trabaja con Daimler y Ford para lanzar un automóvil de pila de combustible para el mercado masivo con un precio asequible en 2017.

Este año Hyundai, de Corea del Sur, empezó a arrendar sus vehículos FCV en California por 499 dólares al mes, el mismo precio de arrendamiento del Mirai de Toyota. Honda y General Motors también tienen planes para desarrollar y lanzar conjuntamente un auto de pila de combustible para 2020.

Honda, que ha estado apostando por la tecnología de pila de combustible junto con Toyota, informó el lunes que planeaba lanzar su sedán de este tipo en abril de 2016.

Se han enfrentado a luchas similares a la de los vehículos eléctricos. Los analistas dicen que los altos costos y la falta de infraestructura para recargar dificulta que haya una mayor penetración de los vehículos FCV.

La consultora IHS Automotive estima que se venderán 4,500 automóviles FCV en 2016; a partir de esa cifra esperan crecer a 11,500 unidades para 2022, todavía menos de 1% del mercado global total de automóviles.

“Hay una gran distancia entre lo que los fabricantes de automóviles tienen que vender y lo que los consumidores quieren”, dijo Toru Hatano, analista de la industria automotriz de IHS.

El DATO

Tres minutos que requerirá el nuevo automóvil  para recargarse.