The Independent gana tras olvidar el impreso

El periódico británico trata de construir un negocio digital y sobrevivir a la caída de los lectores en las versiones en papel.
Vista de la página web del informativo.
Vista de la página web del informativo. (Especial)

The Independent regresó a las utilidades por primera vez en 23 años, de acuerdo con su propietario, Evgeny Lebedev, seis meses después de que se convirtió en el primer periódico nacional de Reino Unido que cierra las prensas y se publica solo en línea.

Al igual que otros periódicos en Reino Unido y en todo el mundo, trata de construir un negocio digital y sobrevivir a la caída, desde hace mucho tiempo, de los lectores de medios impresos, los avances que tiene The Independent se observan estrechamente.

La compañía dice que su cambio digital se reivindicó por un importante crecimiento en línea, de 15 millones 800 mil usuarios únicos en febrero a 21 millones en junio, antes de que el voto por el brexit lo hiciera regresar a 16 millones 200 mil usuarios en agosto, de acuerdo con ComScore, la firma de investigación.

En comparación, ComScore dijo que The Mail Online fue el periódico en línea más grande en Reino Unido, con 26 millones 400 mil usuarios únicos en agosto, mientras que The Guardian tuvo 24 millones.

Cifras independientes de la Oficina de Auditoría de Circulación muestran que The Independent logró 74 millones 300 mil navegaciones únicas en agosto de 2016, un aumento de 41 por ciento año con año. Su página de Facebook tiene 5 millones de “me gusta”, 1.3 millones más que el periódico Telegraph.

La empresa dice que los ingresos por publicidad digital subieron 45 por ciento anual y que es probable que llegue a registrar alrededor de 20 millones de libras en ingresos en 2016.

Con un personal más joven y con salarios más bajos y sin los costos de impresión o de circulación, The Independent dijo que ahora tiene un futuro sustentable a largo plazo.

“Al ir únicamente en línea nos liberamos de la complicada infraestructura de prensa, y nos permite ser mucho más flexibles”, dijo Lebedev. “Aún es muy pronto, pero los primeros seis meses muestran que al ser más ágiles y con un enfoque digital podemos atender mejor a nuestra nueva y mucho más grande audiencia en línea”.

“Somos rentables por primera vez en 23 años, lo que nos brinda nuevas oportunidades”.

Pero no queda claro si The Independent digital puede conservar en el mediano plazo su voz y reputación distintiva después de un importante cambio de personal.

El periódico se fundó hace casi 30 años para competir con la prensa británica partidista, con un énfasis en la cobertura política neutral, informes del extranjero de clase mundial y el uso innovador de fotografías.

“Para mí, el poder de The Independent provino de la variedad de voces, la originalidad de su diseño y el sentimiento iconoclasta del periódico”, dijo Simon Kelner, el editor de más tiempo en el diario. “Es muy difícil repetir eso de manera digital. Y es aún más difícil hacerlo con un periódico como The Independent”.

Christian Broughton, editor actual, dijo que The Independent conserva su práctica de periodismo serio y señala que mantuvo los nombres más importantes, como el corresponsal en el extranjero Robert Fisk, la corresponsal de defensa Kim Sengupta y el comentarista político John Rentoul.

Pero no todo su personal está convencido. “Puede ser rentable, ¿pero a qué costo?”, dijo un periodista de The Independent quien solicitó que no se diera su nombre. “No tiene ninguna relación con lo que solía ser”.

The Independent apuesta a que puede desarrollar una marca en línea capaz de competir con otros editores digitales, como BuzzFeed y The Huffington Post, al mantener su herencia de marca mientras atrae lectores más jóvenes con artículos más ligeros, como un reportaje reciente acerca de un gatito que rescataron de un huracán en Haití que usaba un calcetín.

Desde marzo, cuando cerró el periódico, la operación vio la salida de alrededor de 110 miembros del personal editorial que consistía en 200 personas, se contrataron a 10 periodistas para que se hicieran cargo del nuevo equipo editorial digital de 100 personas.

La lógica de la reestructuración estuvo clara en la contabilidad de 2015, que recibió una advertencia de los auditores de que había “importantes dudas” de que el negocio impreso tuviera la “capacidad de continuar como hasta ese momento”, y que eso era una preocupación constante.

Independent Print Ltd, que maneja el periódico, tuvo una pérdida antes de impuestos de casi 7 millones de libras en 2015 y pasivos netos de 69 millones de libras. Lebedev, y su padre Alexander, le prestaron a la operación del periódico 7 millones 800 mil libras para mantenerla a flote.

Ya que se espera que la publicidad impresa tenga una caída de al menos 15 por ciento en 2016 y que la circulación continúe su descenso, a pesar de la recuperación posterior al brexit, muchos periódicos todavía se preguntan si deben dar el paso para ser exclusivamente digitales.

Pero los analistas advierten que los periódicos pueden perder influencia al retirarse de los medios impresos. “Si bien The Independent aún es una fuerza importante en la vida política del Reino Unido, hay consecuencias por su menor visibilidad para los consumidores”, dijo Douglas McCabe, de Enders.

“Los periódicos impresos tal vez van en retroceso, pero aún son un medio con una gran influencia para las audiencias de mediana edad y mayores”.