Tata Motors busca rugir en India con una emisión de derechos preferentes

Por años el grupo se  apoyó en la rentabilidad de las marcas británicas que le compró a Ford.
Metro en construcción en la ciudad de Calcuta. La revisión de India sobre el crecimiento de su PIB durante el año fiscal 2014 lo aumentó de 4.7% a 6.9%.
(Reuters)

Tata Motors planea recaudar hasta 75 mil millones de rupias (mil 200 millones de dólares) a través de una emisión de derechos preferentes, ya que busca reducir la deuda y darle un impulso a su deficitaria operación automotriz en India.

La confirmación de la recaudación de fondos de capital, que se propuso por primera vez en enero, llegó cuando la compañía con sede en Mumbai anunció sus planes para duplicar el tamaño de su base Jaguar Land Rover en Coventry e invertir en su planta de Castle Bromwich, cerca de Birmingham, donde producirá el nuevo automóvil deportivo Jaguar XF.

Sin embargo, los nuevos fondos se utilizarán para impulsar la operación automotriz de Tata en India, donde las malas ventas golpearon sus unidades de automóviles y vehículos comerciales.

Por varios años, el grupo se apoyó de la fuerte rentabilidad de las marcas británicas que le compró a Ford en 2008, mientras su operación de automóviles nacionales sufría. Esto fue lo subrayó la pérdida neta del tercer trimestre de 21 mil millones de rupias para la operación en India, mientras que JLR obtuvo una utilidad de casi 600 millones de libras.

Para detener esta caída, Tata Motors elaboró planes ambiciosos para lanzar más de 10 nuevos modelos a finales de la década, mientras reduce sus costos.

Tras el anuncio de ayer, Robin Zhu, analista de Bernstein Research, dijo: "La operación de India necesitaba dinero desde hace mucho tiempo y esto les dará un poco de espacio en su balance, así como quizás algo de dinero para invertir en la operación de vehículos de pasajeros de India".

La emisión de derechos preferentes de Tata también se considera oportuna, dado que el precio de sus acciones aumentó en el transcurso del año pasado. Ayer, las acciones de Tata Motors cerraron con un alza de 1.8 por ciento, para llegar a 542 rupias en Mumbai, por lo que su valor aumentó más de un tercio desde marzo de 2014.

Bernstein señaló que la emisión de acciones, que potencialmente puede recaudar más de mil millones de dólares, solo representa un aumento de 4 por ciento del total de sus acciones.

Además, dijeron los analistas, reducirá el riesgo de que se desvíen los recursos financieros de JLR, un desarrollo positivo dado que el ritmo de expansión de la división británica y los elevados requerimientos de gasto de capital.

Moody's dijo que las señales también son alentadoras para la operación en India, y citaron una fuerte recuperación en el sector de vehículos comerciales de tamaño medio y pesados al aprovechar la mejoría en la economía, y una buena recepción de la crítica para el sedán Zest y el hatchback Bolt de Tata, los cuales se dirigen al mercado juvenil.

Después de caer 6 por ciento el año pasado, las ventas de automóviles en India aumentaron 7 por ciento en febrero y muchos fabricantes de automóviles lo ven todavía como un mercado en crecimiento, en particular en el segmento de lujo.

El consejo de Tata Motors también votó ayer para aprobar la compra de los bonos no convertibles con valor de 12 mil 500 millones de rupias, como parte de un programa de reestructuración para reducir más el costo de la deuda de la compañía.