Exige EU a Takata retirar bolsas de aire defectuosas

Los infladores pueden desplegarse con demasiada fuerza y soltar fragmentos hacia el rostro del conductor.
La planta de la empresa nipona en Coahuila.
La planta de la empresa nipona en Monclova, Coahuila. (Daniel Becerril/Reuters)

Londres

Los reguladores estadunidenses aumentaron la presión sobre el fabricante de bolsas de aire Takata, en el centro de una crisis global de retiro de producto que afecta a millones de automóviles en todo el mundo.

La Administración Nacional de Seguridad Vial (Nhtsa, por su acrónimo en inglés) escribió ayer a Takata, el fabricante de autopartes japonés, y exigió formalmente que la compañía inicie un retiro masivo nacional de bolsas de aire defectuosas o se enfrentará a multas hasta de 35 millones de dólares.

Los propietarios de cerca de 7.8 millones de vehículos en EU de 10 fabricantes de automóviles han sido instados por el regulador para que arreglen las bolsas de aire afectadas. Los infladores de los dispositivos de seguridad pueden desplegarse con demasiada fuerza, soltando fragmentos hacia los rostros de los conductores.

El defecto ha sido relacionado al menos con cuatro muertes y numerosos lesionados en EU, incluido un incidente en Florida en el que el conductor perdió la visita en un ojo y requirió de 100 puntadas en el rostro, de acuerdo con la Nhtsa.

Previamente Takata había dicho que no estaba de acuerdo de que fuera necesario un retiro nacional, creyendo que el problema solo afectaba en las zonas de alta humedad y que al ampliar el alcance geográfico retrasaría aún más las reparaciones.

"Sin embargo, Takata no ha proporcionado ninguna nueva información que apoye su posición de que un retiro regional es lo adecuado; Takata tampoco ha ofrecido ninguna explicación sobre los estallidos de las bolsas de aire del lado del conductor que han ocurrido fuera de las zonas de alta humedad absoluta", dijo Frank Borris, director de la Oficina de Investigación de Defectos de la Nhtsa, en la carta dirigida al vicepresidente senior de Takata, Kazuo Higuchi.

Borris solicitó al fabricante japonés que presentara un informe antes del 2 de diciembre en el que se identificara el defecto en "los infladores de las bolsas de aire del lado del conductor y su alcance nacional". Si no lo hace expondría a Takata a multas de 7 mil dólares por violación, dijo.

Las sanciones civiles relacionadas con retiros de producto tienen un límite de 35 millones de dólares, aunque el regulador ha solicitado que se eleve a 300 millones de dólares para futuras violaciones.

Takata dijo que estaba investigando el asunto. Las acciones de la empresa han caído casi 60 por ciento desde enero. Ayer cerraron con una caída de 7 por ciento, para ubicarse en mil 357 yenes.

Ayer, los reguladores japoneses dijeron que habían recibido reportes de un "despliegue inusual" de la bolsa de aire de Takata, que disparó fragmentos cuando se retiró de un automóvil para su despiece, elevando la posibilidad de que los retiros pudieran extenderse en el país.

Las exigencias que hace la Nhtsa a Takata también vienen después de que el regulador criticó a Fiat Chrysler Automobiles (FCA) por su lenta respuesta a la crisis de bolsas de aire, diciendo que el fabricante de automóviles italiano-estadunidense estaba "detrás de todos los demás" y que tenía que empezar un retiro masivo nacional.

FCA dijo que estaba examinando la carta.

Honda y FCA, los fabricantes de automóviles que enfrentan los mayores problemas con las bolsas de aire defectuosas de Takata, la semana pasada culparon del retraso de un retiro total a la información que les proporcionó el proveedor japonés.