Líder laborista busca ligar a conservadores con caso SwissLeaks

David Cameron dice que no supo de ningún delito en el banco hasta esta semana.
El político hizo acusaciones.
El político hizo acusaciones. (Neil Hall/Reuters)

El líder laborista Ed Miliband busca involucrar a los conservadores en las acusaciones de que HSBC ayudó a clientes a evadir impuestos; además, calificó a David Cameron de "un primer ministro poco fiable que se rodea de donantes poco fiables".

Ayer dijo a los miembros del Parlamento que los Tories (como se denomina a las personas que apoyan o son miembros del Partido Conservador) recaudaron más de 5 millones de libras de donantes con cuentas en la banca privada de HSBC en Suiza, donde los clientes se involucraron en una evasión de impuestos a gran escala entre 2005 y 2007, de acuerdo con los datos que fueron filtrados.

Miliband atacó la reputación de HSBC en la Cámara de los Comunes y se supo que el banco puede enfrentar una investigación penal después de que el Servicio de Aduanas e Impuestos de su Majestad dijo que ampliará el alcance de la investigación de evasión fiscal. Jennie Granger, directora general de Cumplimiento del Servicio de Aduanas e Impuestos de Su Majestad (HMRC, por su sigla en inglés), comentó a los miembros del Parlamento que quiere colaborar con otras agencias.

Hasta el momento, el HMRC solo enfrenta a personas que participaron en evasión fiscal, pero David Gauke, ministro del Tesoro, dijo esta semana que otros posibles delitos, como lavado de dinero, ahora podrían investigarse.

HSBC insiste en que reformó las operaciones de su división de banca privada en Suiza, pero Miliband sugirió en la Cámara de los Comunes que los clientes que tenían cuentas allí a mediados de la primera década pasada tienen preguntas que responder.

El líder laborista utiliza el escándalo de HSBC para fortalecer su argumento de que los Tories están demasiado cerca de los súper ricos. La semana pasada, Financial Times reveló que el número de simpatizantes de los Tories en la City se duplicó en el Parlamento.

Lord Fink, ex tesorero Tory y veterano de la industria de fondos de cobertura, retó a Miliband a repetir su acusación de los donadores "poco fiables" fuera de la Cámara de los Comunes. El líder de los laboristas atacó a Lord Fink, quien dio a los conservadores casi 3 millones de libras, bajo la protección del privilegio parlamentario después de que se supo que se encontraba en la lista filtrada de cuentahabientes en la banca privada suiza de HSBC.

Miliband retó a Cameron: "Realmente lo nombraste tesorero del partido Tory y le diste título nobiliario por si acaso. Así que, ¿ahora puedes explicar las medidas que vas a tomar para averiguar sobre las actividades de evasión fiscal de Lord Fink?

Pero Fink dijo: "Si Miliband quiere dar a entender que hice algo inadecuado en mi relación con HSBC, quiero decirle que lo haga fuera del Parlamento... y en ese momento lo demandaré por libelo".

La oficina de Miliband dijo que está dispuesto a repetir los comentarios en público.

Cameron declinó cuatro veces responder a la pregunta sobre si habló sobre las acusaciones de evasión de impuestos de HSBC con Lord Green, ex director ejecutivo y presidente del banco, quien se convirtió en ministro de Comercio en 2011.

El primer ministro afirma que no estaba al tanto de ningún delito en el banco hasta esta semana, a pesar de que en 2010 los datos en los que se expone la evasión fiscal de clientes en la banca privada en Suiza de HSBC se transfirieron al HMRC.

El ex tesorero Lord Fink retó al líder de la oposición a repetir sus acusaciones fuera de la Cámara de los Comunes.