SwissLeaks amenaza el acuerdo de HSBC con la fiscalía de EU

El Departamento de Justicia aún investiga una denuncia anterior sobre el tema y también si el banco manipuló los mercados extranjeros de divisas.
Sucursal suiza de la institución financiera inglesa.
Sucursal suiza de la institución financiera inglesa. (Pierre Albouy/Reuters)

Londres y Washington

El Departamento de Justicia de Estados Unidos considera desechar un acuerdo que protege a HSBC del juicio por infracciones anteriores, mientras la agencia investiga las denuncias de que el banco se coludió con clientes para evadir impuestos en su operación en Suiza.

La institución de crédito más grande que cotiza en Londres tuvo que admitir esta semana que su banca privada en Suiza pudo tener cuentas para que sus clientes evadieran impuestos, después de que se filtró a las organizaciones de prensa un informe que detalla las cuentas de más de 100 mil clientes.

Las revelaciones, que incluyen acusaciones de que la división suiza de HSBC entregó a sus clientes grandes sumas de dinero en moneda extranjera y se coludieron con ellos para ocultar cuentas “negras” a las autoridades fiscales, algo que provocó una tormenta política en varios países.

En Reino Unido, el ministro del Tesoro dijo que puede ser necesario un cambio en la ley que permita que las autoridades procesen a los banqueros de alto nivel que se “coludieron” en la evasión fiscal.

Danny Alexander, secretario del Tesoro, sugirió que hay un vacío en la ley: “Las instituciones financieras a las que se les compruebe que se coludieron con evasores fiscales deben enfrentar todo el peso de la ley. Si eso significa cambiar la ley, o nuevos poderes para los reguladores, eso es lo que debemos hacer”.

HSBC es uno de cerca de una docena de bancos a los que investiga el Departamento de Justicia como parte de una amplia investigación sobre los bancos en Suiza que supuestamente ayudaron a sus clientes a evadir impuestos en EU. Credit Suisse se declaró culpable en el caso el año pasado y pagó una multa de 2 mil 600 millones de dólares.

Pero HSBC puede tener problemas mucho más grandes debido a sus múltiples roces con las autoridades estadunidenses. En 2012, el banco estuvo de acuerdo en pagar mil 900 mdd y entró en un acuerdo de enjuiciamiento diferido por acusaciones de lavado de dinero relacionadas con países bajo sanciones de Estados Unidos, como Irán, y los cárteles de la droga latinoamericanos.

El Departamento de Justicia todavía investiga si HSBC ayudó a sus clientes a evadir impuestos, y, por separado, si el banco manipuló los mercados extranjeros de divisas. Las últimas revelaciones pueden provocar que los funcionarios vuelvan a abrir el acuerdo de enjuiciamiento diferido y posiblemente lo desechen. El Departamento de Justicia puede optar entre imponer otras sanciones, o ninguna, dijeron personas familiarizadas con el caso. El acuerdo no limita al Departamento de Justicia en la investigación de impuestos.

Sin embargo, una persona enterada, empleado de HSBC, dijo: “No hay bases para revisar el acuerdo de enjuiciamiento diferido”.

Las últimas revelaciones pueden aumentar la presión sobre el Departamento de Justicia para que sea más duro con HSBC en las investigaciones pendientes. “Las últimas revelaciones sobre los esfuerzos de HSBC para proteger a personas de las leyes en EU y otros países son solo las últimas en una larga lista de preocupantes malas prácticas”, dijo Maxine Waters, congresista estadunidense.

HSBC dijo en un comunicado: “Reconocemos y somos responsables de no cumplir y las fallas de control en el pasado”. Agregó: “Tomamos medidas importantes en los últimos años para implementar reformas y sacar a los clientes que no cumplan con los nuevos y estrictos estándares de HSBC”.

EL DATO

100 mil

Número de clientes de HSBC que se vieron involucrados en la investigación periodística por el escándalo de evasión fiscal del banco.