Adidas realiza el "sprint" para acortar ventaja que lleva Nike

Repunte de ventas por mejor desempeño en EU y tiene fuerte crecimiento en China.
La firma alemana aumentó sus ventas 17% en el primer trimestre.
La firma alemana aumentó sus ventas 17% en el primer trimestre. (Christian Hartmann/Reuters)

Fráncfort

Las ventas de Adidas aumentaron 17 por ciento en los primeros tres meses del año, tal como lo reportó en sus primeros resultados desde que dio a conocer una estrategia a cinco años diseñada para cerrar la distancia con su archirrival, Nike.

El segundo grupo de ropa deportiva más grande del mundo por ventas publicó ingresos de 4 mil 80 millones de euros en el primer trimestre, en comparación con los 3 mil 480 millones de euros del año anterior. Los analistas proyectaron 3 mil 910 millones de euros, de acuerdo con un sondeo de Reuters.

El repunte se dio debido a que mejoró la operación de Adidas en Estados Unidos, que tenía un bajo desempeño, y por un fuerte crecimiento en China; las ventas crecieron 28 y 44 por ciento, respectivamente.

Sin embargo, la debilidad del euro también desempeñó un papel en el aumento de las ventas. Al excluir el impacto de las fluctuaciones del tipo de cambio, en EU crecieron 7 por ciento y en China lo hicieron 21 por ciento. Las ventas del grupo aumentaron 9 por ciento sobre la misma base. Los ingresos netos crecieron 8 por ciento, para llegar a 221 millones de euros, o 1.15 euros por acción.

El presidente ejecutivo del grupo, Herbert Hainer, dijo que los resultados mostraron que Adidas “empezó bien el primer bloque”, y agregó que está optimista por las perspectivas del grupo alemán para todo el año.

En una presentación de la estrategia en marzo, Adidas dijo que su objetivo es impulsar sus ingresos anuales casi 50 por ciento, para llegar a más de 22 mil millones de euros en 2020, así como duplicar sus utilidades netas en el mismo periodo.

El nuevo plan es un esfuerzo del grupo alemán para reanimar su suerte, después de 18 meses difíciles en los que tuvo que emitir dos advertencias de utilidades y abandonar una serie previa de objetivos financieros.

Adidas también perdió su posición como número dos en el importantísimo mercado de EU ante la marca estadunidense Under Armour; un revés que Hainer reconoció en marzo fue el resultado de que Adidas es “muy estático y no es lo suficientemente ágil”.

Hainer transmitió una nota de prudencia sobre la operación del grupo en Rusia, donde las ventas cayeron 3 por ciento en el primer trimestre, en medio de la disminución del valor del rublo y de la frágil confianza del consumidor.

Sin embargo, Adidas reiteró que espera que sus ventas totales crezcan a tasas de “5 por ciento” este año, gracias al aumento en la confianza del consumidor en la mayor parte de las otras regiones, así como el apoyo continuo de la debilidad del euro, en particular frente al yuan y el dólar.

Las acciones de Adidas subieron 2.8 por ciento, para llegar a 77.72 euros en las operaciones de la mañana en Fráncfort.