Snapchat y Uber refuerzan la seguridad de sus productos

Uber enfrentó críticas por la forma como maneja los datos de los usuarios y los conductores. En febrero, hubo acceso a la información personal de cerca de 50 mil conductores.
La página web de la "app" de transporte.
La página web de la "app" de transporte. (Especial)

San Francisco

Uber y Snapchat intentan mejorar la seguridad de sus productos, ya que los dos grupos de tecnología intentan contrarrestar las críticas de que no hacen lo suficiente para proteger los datos de los usuarios.

Uber, el servicio para compartir transporte, cuya última valoración fue de 40 mil mdd se robó al director de seguridad de Facebook, Joe Sullivan, un experto en seguridad cibernética muy respetado quien estuvo con la red social durante más de cinco años.

Sullivan, quien durante ocho años dirigió los procesamientos de delitos cibernéticos en el Departamento de Justicia, estará a cargo de la seguridad de la aplicación de rápido crecimiento que recolecta datos sensibles de los movimientos de los usuarios.

La acción llega cuando Snapchat, la aplicación de mensajes que desaparecen que el mes pasado se valuó en 15 mil mdd, dio a conocer su primer informe de transparencia, donde mostró la cantidad de datos que le piden y le da a los gobiernos, y lanzó su programa de recompensas por la detección de errores con el fin de alentar a los investigadores de seguridad cibernética a reportar las fallas en su producto.

Travis Kalanick, CEO de Uber, dijo que contrató a Sullivan para que ayude a conseguir la meta de la compañía de ser “un protector de la privacidad que se centre en las personas de clase mundial”. Dijo que la compañía tiene grandes ambiciones para el uso de los datos que tienen de “millones de viajes diarios en 300 ciudades en 56 países”.

“Vemos oportunidades en el futuro, no solo en tecnología, a través de la biometría y el monitoreo de los conductores, sino en el potencial para inspirar colaboraciones con los gobiernos municipales y estatales en todo el mundo”, publicó en un blog.

Uber enfrentó críticas por la forma como maneja los datos de los usuarios y los conductores. En febrero, dijo que hubo acceso a la información personal de cerca de 50 mil conductores de Uber cuando un tercero desconocido violó los datos en mayo pasado, lo que mostró que tenía problemas para detectar el ataque.

Uno de los ejecutivos de la compañía, Emil Michael, vicepresidente senior de negocios, también provocó controversia cuando se citó que dijo que la compañía debe considerar contratar a investigadores privados para lanzar campañas de desprestigio contra los periodistas críticos. En un artículo en BuzzFeed de noviembre pasado, se afirmó que un gerente de Ubier tuvo acceso al perfil de cliente de una periodista para conocer sus movimientos sin su permiso.

Algunos usuarios de Snapchat también se molestaron cuando descubrieron que al usar el servicio a través de una aplicación de terceros, se revelaron algunos de sus mensajes que supuestamente desaparecen. Ahora, Snapchat prohibió las aplicaciones de terceros.

La startup intenta mejorar su seguridad al repetir las acciones de otras compañías de tecnología más grandes con el lanzamiento del programa de recompensas por la detección de errores y solicitar a investigadores que los ayuden a mejorar su código, a corregir cualquier error de autentificación y la transmisión de datos entre sus aplicaciones móviles y servidores.