Señala ONG a proveedor de Apple por abusos laborales

Desde 2013 grupo China Labor Watch identificó 86 violaciones a derechos de los trabajadores en tres plantas de la empresa.
El montaje de las piezas.
El montaje de las piezas. (Reuters)

Seúl

Acusaron a la empresa taiwanesa de fabricación Pegatron de prácticas inseguras e ilegales en una planta de producción de smartphones de Apple en un informe que se basa en un trabajo encubierto que realizó un importante grupo de derechos laborales.

En julio de 2013, Apple prometió investigar las condiciones laborales de Pegatron después de que el grupo China Labor Watch (CLW) afirmó que identificó 86 violaciones de derechos laborales en tres de sus fábricas. Sin embargo, CLW el jueves alegó que la mayoría de estas fallas todavía no se resuelven en una planta de Pegatron en Shanghái, donde uno de sus investigadores pasó varias semanas de trabajo encubierto en los últimos dos meses.

Alega que los trabajadores solo recibieron seis horas de capacitación de seguridad en lugar de las 24 horas que exige la ley china, y afirmó que los gerentes de Pegatron intentan engañar a Apple al darle instrucciones a sus trabajadores para que hagan trampa en los exámenes que realizan para evaluar de que comprenden la capacitación.

Otras supuestas violaciones incluyen la falta de salidas de emergencia y el tiempo extra que es obligatorio —una práctica que Apple se comprometió a evitar que realizaran sus proveedores— y, en la mayoría de los casos, muy por encima del límite legal en China que es de 36 horas al mes.

Pegatron —que ensambla alrededor de una cuarta parte de los iPhones, según Nomura— y Apple no respondieron inmediatamente a la solicitud de comentarios.

La externalización del proceso de fabricación de Apple a fábricas chinas elevó sus márgenes, pero los dejó sin la posibilidad de garantizar el cumplimiento legal en su cadena de suministros. Desde 2007 se publica una auditoría anual de sus proveedores, que muestra diferentes grados de avance en áreas clave.

En la auditoría del año pasado que se realizó a 633 fábricas, Apple encontró que 92 por ciento de las semanas laborales de los empleados no eran más altas que las que se estipulan como máximo de 60 horas, en comparación con 62 por ciento en 2007.

Pero 58 por ciento de las fábricas auditadas no lograron cumplir con los estándares de comunicación de salud y seguridad, dijo Apple. También descubrió 16 casos de trabajadores menores de edad, y dijo que dio instrucciones a las empresas de pagar su educación y ofrecer una compensación financiera.

En 2012 Apple se firmó con la Fair Labor Association, una red sin fines de lucro que desde entonces produce informes sobre las fábricas de los proveedores, incluyendo una en junio de la planta de Pegatron en Shanghái. Informó violaciones en algunas de las mismas áreas que el reportó CLW, y declaró que la mayoría de los trabajadores realizaron más tiempo extra que el límite legal permitido, y que la capacitación de seguridad es inadecuada.

El informe de CLW se centró en las políticas más amplias de Apple, y dijo que su objetivo de una semana laboral de 60 horas suele tener como resultado tiempo extra más allá del límite legal chino, aunque señaló que los trabajadores de la planta Pegatron deben trabajar largas horas porque su ingreso de salario mínimo es de 1.85 dólares la hora y no alcanza para sobrevivir.

"Una parte de las históricas utilidades de Apple surgen por los bajos salarios y las malas e ilegales condiciones laborales de más de un millón de trabajadores chinos", dijo.