Salvar del cambio climático al mundo requiere 150 mil mdd

Las conclusiones derivan de un estudio de la misión Apolo.
El plan, a la cumbre del G7.
El plan, a la cumbre del G7. (Reuters)

En la década de los 60 se necesitaron cerca de 150 mil millones de dólares (mdd) en dinero actual para poner al hombre en la Luna, y ahora se dice que necesitamos una cifra similar para salvar al mundo del cambio climático.

Este es el mensaje que dieron Sir David King, enviado para el clima de la Oficina de Relaciones Exteriores del Reino Unido, y otros seis prominentes científicos, empresarios y funcionarios públicos británicos responsables de un plan del clima que se inspiró en el programa espacial estadunidense Apolo.

Quieren que los países grandes gasten en promedio 0.2 por ciento del producto interno bruto al año durante la siguiente década para fomentar los adelantos técnicos que se necesitan para producir electricidad renovable más barata que el carbón para 2025.

El Reino Unido está listo para apoyar el “Programa Global Apolo” del grupo si se unen suficientes países, dice Sir David, ex jefe científico del gobierno, quien trabaja en la idea desde hace casi dos años.

El plan se debe presentar en la cumbre del G7 que se realizará en Alemania la próxima semana, y a pesar de que todavía ningún gobierno hizo un compromiso firme de financiamiento, se espera que para finales de año suficientes países se comprometan a aportar 15 mil mdd de financiamiento anual durante la próxima década.

El carbón produce más de 40 por ciento de la electricidad del mundo y los científicos dicen que a menos de que dejen de utilizarse paulatinamente esos combustibles fósiles, es probable que las temperaturas aumenten más de 2 grados centígrados en comparación con la era preindustrial, lo que pondrá a millones de personas en riesgo de más sequías, inundaciones y tormentas.

Sin embargo, la electricidad que se produce a partir de los combustibles fósiles todavía es mucho más barata que la mayoría de las formas de energía renovable en la mayor parte de los países, a pesar de las recientes caídas  en los costos de los paneles solares y de las turbinas eólicas.

Pero estas tecnologías más limpias no pueden surtir actualmente la electricidad necesaria para alimentar a las fábricas y ciudades, ya que solo trabajan de forma intermitente cuando hay suficiente viento o luz de día.

Por lo tanto, hay una urgente necesidad de desarrollar mejores formas para almacenar la electricidad renovable y construir redes eléctricas inteligentes, dicen Sir David y sus colegas, entre los que se encuentran el ex presidente ejecutivo de BP, Lord Browne, y el ex secretario del gabinete, Lord O’Donnell.

“En el pasado, cuando se amenazaba nuestro estilo de vida, los gobiernos aumentaban los grandes programas científicos para superar los desafíos”, se dice en un informe que se publicó el martes.

“En la actualidad, necesitamos un programa mundial Apolo para combatir el cambio climático, pero esta vez el dinero tiene que ser internacional”, agregaron.

El informe afirma que hay un “fracaso estremecedor” para realizar mayores gastos en el desarrollo de nuevas tecnologías para combatir “el mayor reto material que enfrenta la humanidad”.

En lugar de eso, los gobiernos dependen del sector privado para solucionar el problema, lanzan medidas como subsidios para la producción de energía renovable que llegó a un total de 101 mil mdd en 2012, cerca de una quinta parte de la cantidad que se destinó a los subsidios de combustibles fósiles en los últimos años.

Pero la investigación de energía renovable con financiamiento del gobierno “muere de hambre”, señala el informe, con un gasto anual que se dedica a ella de solo cerca de 6 mil mdd, o menos de 2 por ciento de toda la investigación y desarrollo con financiamiento público.