Rompió el mercado inmobiliario global su récord de valor

El volumen de capital que se invirtió aumentó 8 por ciento durante el año pasado, según DTZ.
Edificios en la cotizada Nueva York.
Edificios en la cotizada Nueva York. (Lucas Jackson/Reuters)

El valor del mercado inmobiliario mundial llegó a un récord de 13.6 billones (millones de millones) de dólares en 2014, un incremento interanual de 4 por ciento, ya que los inversionistas metieron dinero en efectivo en activos de bienes raíces en todo el planeta.

Los compradores gastaron 771 mil millones de dólares en operaciones de bienes raíces en 2014, solo ligeramente por debajo del récord anterior que se estableció antes de la crisis financiera mundial, de acuerdo con una investigación de los asesores de propiedad DTZ.

Los inversionistas con mucho dinero en efectivo que buscan rendimientos en un entorno de tasas de interés súper bajas fueron los motores principales del auge. DTZ encontró que el volumen de capital que se invirtió aumentó 8 por ciento en 2014. Por el contrario, el apalancamiento se redujo en todas las regiones, ya que las instituciones de crédito continúan con la reducción de su exposición al mercado inmobiliario. Llevan la mitad de la década en retirada, desde la crisis financiera.

Los fondos que no cotizan en bolsa fueron los que contribuyeron más al aumento de capital, con dominio de los inversionistas minoristas e institucionales, dijo Nigel Almond, director de investigación de mercados de capital de DTZ.

“Los rendimientos prime en una serie de ciudades regresaron al nivel que tenían en 2007, pero debido a las tasas de interés súper bajas todavía se ven como inversiones atractivas”, dijo Almond.

El peso que tiene el dinero que busca ofertas inmobiliarias a dado lugar a señales de sobrecalentamiento en algunos mercados, advirtió la empresa de asesoría. Dos terceras partes de los personajes de la industria de bienes raíces que encuestó DTZ dijo que el exceso de capital es un importante riesgo para el mercado.

Almond dijo que el volumen de demanda de los inversionistas “lleva a una desconexión entre el precio y los elementos fundamentales”. Los mercados corren el riesgo de que un incremento en las tasas de interés haga que disminuya el atractivo relativo de los bienes raíces”, dijo. “A su vez esto puede estancar las nuevas inversiones y revertir el flujo de fondos, ya que los inversionistas buscan reembolsar sus inversiones con el consiguiente impacto en los precios”. Como resultado los mercados están “en peligro de sobrecalentarse”.