Recortes de personal y acuerdos impulsan a Morgan Stanley

Las acciones del banco subieron 2.5 por ciento al mediodía en Nueva York, frente a un sector sin cambios.
La sede de la firma en Londres.
La sede de la firma en Londres. (Russell Boyce/Reuters)

Nueva York

Morgan Stanley avivó las esperanzas de que la reestructuración de su división de comercio pueda llevar a tener utilidades significativamente mejores, ya que los resultados que presentó aumentaron por la reducción de los costos y un desempeño sólido en acciones y bonos.

La división de renta fija y materias primas del banco —donde se encuentran las grandes reducciones de personal— logró ingresos netos de mil 300 millones de dólares, ligeramente superiores a los del año pasado, cuando se eliminan los efectos de los cambios en el valor de la propia duda del banco. La división de valores también se mantuvo, con ingresos de 2 mil 100 mdd, de aproximadamente 6 por ciento de un segundo trimestre de 2015.

En general los ingresos cayeron 7 por ciento, para llegar a 8 mil 900 mdd, superiores a lo que esperaban los analistas, de 8 mil 310 mdd. Las ganancias por acción para el periodo alcanzaron 75 centavos de dólar, por debajo de 79 centavos de hace un año, pero muy superior al pronóstico de los analistas, de 59 centavos.

Las acciones del banco subieron 2.5 por ciento al mediodía en Nueva York, frente a un sector sin cambios.

James Gorman, presidente y director ejecutivo, dijo que el entorno del mercado mejoró a partir de un primer trimestre difícil, pero que todavía se ve “frágil”, a unas semanas de iniciado el tercer trimestre.

A pesar de eso, dijo que ve el camino para su objetivo principal del banco de tener ganancias de entre 9 y 11 por ciento de rentabilidad financiera (ROE) para finales del próximo año. La rentabilidad financiera del banco en el segundo trimestre alcanzó 8.3 por ciento sobre una base anualizada, en comparación con 6.2 por ciento en el primero.

El mes pasado, en una conferencia del sector, Gorman describió la caída del ROE como “un problema de clase alta” que se tiene, dado que —al igual que todos los grandes bancos de EU— Morgan Stanley sigue bajo la presión de los reguladore para operar con niveles mucho más altos de capital propio, lo que naturalmente reduce los rendimientos.

“¿A partir de aquí todo es para arriba? Obviamente”, dijo, y citó “planes concretos” para mejorar los rendimientos para la gestión de patrimonio y cambios más amplios dentro de la industria de la banca de inversión, al igual que la reestructuración de los competidores más débiles le dan al banco una mayor participación y poder de fijación de precio.

“Creo que Morgan Stanley sale de ese grupo, si así lo quieren, como una de las instituciones que se fortalece en este punto”, dijo.

El banco fue el último que presentó durante una temporada de ganancias generalmente optimista para los seis grandes bancos de EU, que superaron las estimaciones de los analistas al mantener un control estricto sobre los costos a pesar de los ingresos sin cambio o con caídas.

Hace seis años, Gorman se preparó para recortar la división de renta fija y materias primas de Morgan Stanley, con el fin de lograr un mejor balance entre los volátiles flujos de ingresos de las operaciones y los ingresos más complicados del estilo de anualidad de la gestión de patrimonio y activos.