Pierden brillo acciones de Tiffany por las bajas ventas en América

La región aporta 45% de ingresos.
La tienda de joyería fina.
La tienda de joyería fina. (Shutterstock)

Una inesperada temporada de fiestas mediocre llevó ayer al recorte de la previsión anual de utilidades de Tiffany & Co, lo que desencadenó la caída de sus acciones en más de 12 por ciento.

La caída de las acciones, la más grande para Tiffany en un día en más de tres años, se produjo después de que la segunda joyería de lujo más grande del mundo informó sobre la disminución de 1 por ciento de sus ventas netas mundiales de noviembre y diciembre, en comparación con un aumento de 4 por ciento durante el mismo periodo en 2013.

A pesar de que mejoró la confianza del consumidor en EU en el periodo previo a la temporada de compras navideñas, que ayudó a que las acciones de Tiffany llegaran a un máximo histórico de 108.67 dólares el mes pasado, la empresa informó que la actuación fue más débil de la que esperaban en su mercado esencial del continente americano.

Los ingresos cayeron 1 por ciento, para llegar a 544 millones de dólares en comparación con el crecimiento de 6 por ciento del año anterior. El continente americano genera 45 por ciento de todas las ventas de la compañía. A pesar de que los ingresos aumentaron 1 por ciento en Europa, y las ventas en la región Asia-Pacífico crecieron 6 por ciento, para llegar a 210 mdd, impulsadas por la demanda en China y Singapur, la caída de 8 por ciento en las ventas de Japón, para llegar a 133 mdd, pesaron en la actuación total.

“Las ventas del periodo de fiestas fueron decepcionantes en lo general, con una variación significativa de la actuación por región y por categoría de producto”, dijo el presidente saliente y director ejecutivo, Michael Kowalski. “La temporada de fiestas de Tiffany fue más débil de lo que anticipamos”, señaló Laura Champine, analista de Canaccord Genuity. “Parece que el segmento del continente americano perdió fuerza”.

El brillo siguió apagándose cuando la empresa redujo su proyección para el próximo año. Frederic Cumenal, quien sustituirá a Kowalski en abril, dijo que planeaba de manera cuidadosa, al anticiparse a “los obstáculos por un dólar más fuerte frente a nuestras monedas principales, lo que afecta tanto a nuestra conversión en los resultados como a las ventas a los turistas en EU”.

Cumenal agregó que se espera que esos factores tengan como resultado que la compañía planee un crecimiento en ventas e ingresos de entre 1 y 5 por ciento en 2015. Las acciones de Tiffany cayeron 13.5 por ciento, para llegar a 89.44 dólares durante las operaciones de la tarde en Nueva York.