Paran recortes firmas de servicios petroleros

El número de plataformas de perforación en EU comenzó a crecer en mayo, una vez que las empresas redujeron sus costos.
Planta productora de crudo en EU.
Planta productora de crudo en EU. (Shutterstock)

Nueva York

Las grandes compañías de servicios petroleros detuvieron los recortes adicionales de puestos de trabajo a gran escala en los últimos meses, después de que las cuatro principales redujeron los puestos en alrededor de 140 mil en todo el planeta en los últimos dos años.

La desaceleración de la pérdida de empleos es la señal más reciente de que ya pasó lo peor en la industria de gas y crudo, que entró en una fuerte caída después de que se desplomaron los precios del crudo en el segundo semestre de 2014.

El número de plataformas de perforación de petróleo en Estados Unidos comenzó a aumentar a partir de mayo, ya que las empresas redujeron los costos de tal manera que pueden competir con precios más bajos. La estabilización del barril en alrededor de 50 dólares en el último mes fortaleció la confianza, apoyada con el anuncio de la OPEP de la intención de reducir su producción.

Sin embargo, ejecutivos advierten que la industria en general necesita que los precios suban 10 dólares más en comparación con el nivel actual para tener una recuperación sostenida.

Schlumberger y Halliburton, las dos mayores compañías de servicios de gas y crudo por capitalización de mercado, recortaron entre las dos cerca de 87 mil puestos de trabajo desde 2014, incluidas las pérdidas en Cameron International, que Schlumberger compró en abril por 14 mil 300 mdd.

Las dos reportaron plantillas prácticamente sin cambios en el tercer trimestre del año.

Baker Hughes, la tercera compañía de servicios más grande que cotiza en bolsa, recortó 26 mil puestos de trabajo de 2014 hasta finales de junio, pero solo redujo 2 mil más en el tercer trimestre.

Weatherford International, la cuarta más grande, recortó 28 mil empleos desde 2014, incluidos los 8 mil perdidos bajo un plan que anunció a principios de año. No realizó más recortes cuando presentó sus resultados del tercer trimestre el martes.

En las conferencias de la semana pasada los directores ejecutivos parecían más positivos respecto al panorama, sobre todo en EU.

Dave Lesar, de Halliburton, dijo: “Las cosas mejoran para nosotros y nuestros clientes” en Norteamérica.

Paal Kibsgaard, de Schlumberger, dijo a analistas: “De hecho, llegamos al fondo del ciclo” y comenzamos a establecer los planes de la compañía para la “fase de recuperación”.

Martin Craighead, de Baker Hughes, dijo el martes que “el mercado norteamericano lentamente se mantiene al alza, y esperamos que eso continúe”.

Sin embargo, advirtió que la industria necesita que el precio se encuentre entre 55 y 59 dólares para una recuperación sostenible.

Agregó que los clientes de Baker Hughes normalmente necesitan que el precio sea de 55 dólares por barril para aumentar la actividad en el Mar del Norte y en el Golfo de México, y un precio de 65 dólares en el oeste de África.

De manera similar, Lesar dijo que “un importante aumento en la actividad de nuestros clientes comienza con precio sustentable de materias primas de más de 50 dólares por barril, que aún no vemos de manera significativa”.

Kibsgaard advirtió que “el frágil estado de las finanzas en la industria” puede frenar la recuperación.

También sugirió que Schlumberger tratará de revertir parte de los recortes en sus tarifas que ayudaron a las productoras de crudo a reducir costos en la crisis.

“Es vital para nosotros recuperar gran parte de las concesiones de precios que realizamos en los últimos dos años, para que esto nos permita recuperar el nivel de inversión”, dijo Kibsgaard.