‘Panama Papers’, sin efectos jurídicos para los evasores

Es poco probable satisfacer la demanda popular de que haya procesos, pese a las sospechas sobre un enorme fraude tributario.
Fuerzas panameñas custodian las oficinas de Mossack Fonseca.
Fuerzas panameñas custodian las oficinas de Mossack Fonseca. (Alejandro Bolivar/EFE)

Quizá los Panama Papers logren avergonzar a las personas relacionadas con los centros financieros offshore, pero es poco probable que se pueda satisfacer la demanda popular de que haya procesos, a pesar de las sospechas de que hay una enorme evasión fiscal.

La reciente filtración de más de 11 millones de documentos, donde queda al descubierto una red de empresas offshore creadas en paraísos fiscales, no tiene precedentes, pero los profesionales de impuestos dicen que con esto no se logrará que los evasores queden en las garras del HM Revenue & Costumes (HMRC) —la hacienda de Reino Unido— y de sus contrapartes internacionales.

La lista con detalles de clientes de la banca privada suiza de HSBC, anteriormente llamada lista Lagarde, reveló las limitaciones de usar datos filtrados. De casi 9 mil residentes con domicilio fiscal en Reino Unido cuyos detalles se compartieron con el HMRC en 2010, solo se pudo condenar a uno por evasión fiscal.

“La conclusión es que hay muy pocos casos en los que el HMRC puede perseguir una pérdida importante de impuestos”, dice Richard Morley, socio de la firma contable BDO. “Puedo ver que eso se va a reflejar con los Panama Papers”.

Morley señala que la autoridad fiscal de Reino Unido buscó acuerdos civiles donde los datos de HSBC revelaron impuestos no pagados, sin restarle importancia a las preocupaciones de que la información filtrada no se pudiera contar como evidencia en los tribunales.

“Existía el temor de que se pudiera ver bastante tonto si trabajaran muy duro con los datos de HSBC y no pudieran utilizarlos en las acusaciones”.

La mayoría de los contribuyentes que fueron objeto de la filtración no tenía una residencia con domicilio fiscal, agrega Morley, lo que significa que sus asuntos eran perfectamente legítimos.

A pesar de las críticas por parte de los políticos de no ser lo suficientemente agresivo al perseguir contribuyentes, las investigaciones del HMRC y posteriores acuerdos produjeron 135 millones de libras para el erario.

John Cassidy, socio de investigaciones fiscales de Crowe Clark Whitehill, dijo que el HMRC siempre debe ponderar los costos de procesar a los presuntos evasores fiscales.

“Las acusaciones son costosas y riesgosas”, dice. “La primera tarea del HMRC es recolectar dinero... para ellos es una decisión muy difícil procesar a un contribuyente”.

El mismo HMRC dice que los datos que recibe a menudo no son suficientes para demostrar algún delito, y pueden haber expirado. Incluso cuando se sospecha de un fraude fiscal, la autoridad solo puede perseguir a los contribuyentes por impuestos no pagados que se remontan hasta 20 años atrás.

La autoridad solicitó públicamente a las organizaciones de medios que compartan los datos que tienen del bufete de abogados con sede en Panamá Mossack Fonseca, para que pueda alimentarlos en su sistema informático Connect, que coteja miles de millones de artículos de datos del contribuyente, para poder basar 700 pistas actuales que tiene con vínculos con Panamá.

Damian Bloom, un socio de clientes privados de la firma de abogados Berwin Leighton Paisner, dijo que espera que los Panama Papers produzcan un nivel limitado de información útil para el HMRC.

“Tal vez exista una proporción muy pequeña en donde exista la evasión, pero creo que la gran mayoría va a informar que solo busca la privacidad”.

Tener una cuenta bancaria o fideicomiso offshore no es un delito, pero usarlo para eludir las responsabilidades tributarias en Reino Unido se considera evasión fiscal, lo que puede acarrear sanciones severas.

Offshore y “en el extranjero” no se debe equiparar automáticamente con “ilegal” o “evasión fiscal”, dice George Bull, encargado de impuestos de la firma de contabilidad RSM. “Es muy posible tener inversiones fuera de Reino Unido y hacer una contabilidad total y completa para las responsabilidades fiscales en Reino Unido”.

Bloom dice que en los últimos años se volvió más difícil para los residentes con domicilio fiscal en Reino Unido establecer fideicomisos offshore porque son sujetos a un mayor escrutinio por parte de los bancos que le temen a las obligaciones regulatorias más estrictas.

También hay una serie de ventanas para acuerdos —la más notable es la  Liechtenstein Disclosure Facility, o LDF— para alentar a los contribuyentes británicos con activos offshore no revelados a pagar y cumplir, con inmunidad para acusaciones penales.

Cassidy dice que es probable que muchas personas a las que se nombran en los Panama Papers, que se remontan a décadas atrás, probablemente ya hicieron un acuerdo para sus deudas con el HMRC a través de esas amnistías.

La LDF cerró el año pasado antes de la introducción del llamado Estándar Común de Información (CRS, por su sigla en inglés), una iniciativa liderada por la OCDE que pronto hará que de manera automática los países compartan los detalles de los contribuyentes para luchar contra la evasión y mejorar el cumplimiento.

A partir del próximo año, HMRC empezará a recibir los detalles de las cuentas bancarias y fideicomisos de los contribuyentes del Reino Unido de más de 90 jurisdicciones, incluidos lugares como las Islas del Canal, territorios británicos de ultramar y Suiza.

El acuerdo promete obligar a la apertura de los asuntos secretos de los evasores fiscales, quienes también recibirán el golpe de sanciones financieras más severas, “señalamientos abiertos” públicos, y el polémico delito de “responsabilidad rigurosa” por tener activos en el extranjero sin declarar.

“Ya es difícil, pero va a ser casi imposible tener activos en jurisdicciones donde no hay obligaciones de presentar información y que no le ofrecen a las personas algún tipo de seguridad”, dice Bloom.

Cassidy dice que cuando empiece a fluir la información de otros países, la  HMRC comenzará a recibir “toda la información que necesita” para detener la evasión fiscal, al menos en teoría.

“Realmente debe poner fin a esta planeación fiscal clandestina, pero en gran medida presupone en primer lugar que la gente juega bajo las reglas”.

11 millones

Número de documentos que fueron filtrados de la firma de Mossack Fonseca.

1

Británico que fue condenado por evasión tras el escándalo de HSBC Suiza.

135 mdl

Monto recaudado por acuerdos del HMRC con contribuyentes.