Niegan industriales alemanes afectación a su prestigio por VW

“Las personas son  un poco envidiosas por nuestro éxito en exportación”: Grillo.
VW declaró que “tan pronto como sea posible” empezará a usar tecnología de reducción catalítica en sus autos diesel para que tengan los mejores estándares de la industria.
(Foto: Shutterstock)

Berlín

El más alto líder empresarial de Alemania advirtió a los exportadores del país que el escándalo de Volkswagen por las emisiones puede provocar que los competidores extranjeros sientan regocijo por el mal ajeno (schadenfreude).

Pero Ulrich Grillo, presidente de BDI, la asociación industrial alemana, insistió en que la reputación de la marca Hecho en Alemania no se dañará por el “comportamiento inaceptable” de una compañía.

Respondía a las preocupaciones de que la industria alemana en su conjunto puede sufrir de la debacle que involucra a su fabricante de automóviles más grande, que enfrenta fuertes multas y posibles acciones judiciales después de admitir que sus vehículos a diesel contaban con un software que les permitía engañar las pruebas de emisiones en Estados Unidos.

“Por supuesto, tal vez hay un cierto regocijo por el mal ajeno que viene de uno u otro competidor extranjero”, dijo Grillo en una entrevista con Financial Times. “Las personas son un poco envidiosas de nuestro éxito de exportación. Eso no nos debe desanimar”.

Agregó: “No creo que este caso único, a pesar de lo grande, importante e inaceptable que es, pueda dañar toda la imagen de la marca Hecho en Alemania”.

Grillo dijo que no espera que algún tipo de sentimiento anti-alemán afecte el manejo del caso en Estados Unidos, donde el Departamento de Justicia inició una investigación penal.

“Espero que en Estados Unidos, y en todas partes, las autoridades judiciales decidan de forma independiente del origen nacional (de los involucrados)”, agregó.

Grillo, quien es presidente ejecutivo de Grillo-Werke, una empresa metalúrgica de propiedad familiar, advirtió en contra de una reacción de los reguladores alemanes ante la crisis sea imponer nuevas reglas en la industria.

Dijo: “Esto se da rápidamente, cuando la confianza se pone un poco en duda. Si los políticos alemanes aquí y allá ponen en duda (el comportamiento) a la industria alemana, entonces la decisión del regulador se dará pronto”.

Grillo instó a las empresas alemanas a prevenir el peligro mediante la revisión de sus procedimientos administrativos, incluyendo los sistemas de cumplimiento y control. “Ahora nos debemos preguntar, ‘¿Hacemos todo bien?’” Los políticos, así como los clientes necesitan recuperar su confianza para que no se exagere en las regulaciones de la industria, dijo.

 En cuanto a VW, Grillo expresó su confianza en que la compañía superará el escándalo. Dijo que VW “sobre todo” debe aclarar lo que pasó y cómo lo va a corregir.