Por error de cálculo, Nestlé hará recorte de 15% en países africanos

La empresa, con más de un siglo de experiencia en el continente, cerró este año las oficinas de Ruanda y Uganda, además de reducir su línea de productos.
En Zimbabue la marca aún se ve en los estantes.
En Zimbabue la marca aún se ve en los estantes. (Philimon Bulawayo/Reuters)

Nairobi

Nestlé, la empresa de alimentos y bebidas más grande del mundo, recortará 15 por ciento de su fuerza laboral en 21 países de África, después de sobreestimar con amplitud el crecimiento de la clase media en el continente.

"Pensamos que sería el siguiente Asia, pero nos dimos cuenta que la clase media aquí en la región es muy pequeña y realmente no crece", dijo en Nairobi a Financial Times Cornel Krummenacher, director ejecutivo de la región de África ecuatorial de Nestlé. La zona abarca 21 países, entre los que se encuentran Kenia, República Democrática del Congo y Angola.

La reducción es un contraste con la historia de consumo que recibe el impulso del crecimiento de África, que atrajo a inversionistas multinacionales en busca de un mercado global de rápido crecimiento.

Pero también pone de relieve las dificultades para los participantes extranjeros en los mercados de África subsahariana, que dominan las empresas familiares que prosperan por el conocimiento y experiencia local y las ventas de productos baratos que se fabrican a la medida para cada país.

Krummenacher dijo que la facturación en la región no logró igualar las proyecciones de crecimiento que se establecieron en 2008, cuando Nestlé, que invirtió cerca de mil millones de dólares en África en la última década, aceleró su expansión. Desde entonces construyó un grupo de fábricas que buscan duplicar su operación cada tres años.

Pero este año, Nestlé, que cuenta con más de un siglo de experiencia en África, cerró las oficinas en Ruanda y en Uganda, redujo a la mitad su línea de productos y posiblemente cierre alguno de sus 15 almacenes regionales antes de septiembre.

Krummenacher dijo que Nestlé tendrá suerte si alcanza un crecimiento anual de 10 por ciento en los próximos años. "No tenemos suficiente dinero cada mes para pagar las cuentas. Con estos recortes esperamos poder llegar al punto de equilibrio el próximo año", dijo. Agregó que Nestlé solicitó préstamos a la sede de la compañía en Suiza y a bancos locales para pagar sueldos y comprar materias primas.

Un estudio del Banco Africano de Desarrollo determinó la cifra de la clase media del continente en 330 millones de personas en 2011. Pero un estudio de Standard Bank del año pasado colocó una cifra más modesta, de 15 millones de personas en 11 países, y solo 800 mil hogares de clase media en Kenia, un país de 44 millones de habitantes.

La experiencia de Nestlé contrasta con la de varios competidores locales que se expanden, ya que este año empezaron a abrirse centros comerciales en todo el continente, lo que atrajo a tiendas ancla de renombre, entre ellas Walmart y Carrefour.