Modelos baratos, la apuesta de McLaren

El fabricante de autos deportivos busca ahora elevar su volumen de ventas y su objetivo es pasar de mil 500 a 3 mil vehículos este año.
Vehículo de la empresa británica con puertas diédricas o de mariposa.
Vehículo de la empresa británica con puertas diédricas o de mariposa. (Shutterstock)

McLaren trata de impulsar su negocio de fabricación de automóviles al duplicar el volumen de ventas este año, ya que lanza una gama de vehículos deportivos más baratos y prácticos.

Después de que en cada uno de los últimos dos años vendió aproximadamente mil 500 autos, el fabricante británico del P1, un hipercoche que alcanza hasta 320 kilómetros por hora y cuesta al menos 2 millones de libras, tiene este año el objetivo de colocar al menos 3 mil vehículos, con una meta final de cerca de 4 mil anuales.

Esa expansión de la empresa depende de una gama de coches más baratos que todavía cuentan con lo que Mike Flewitt, presidente ejecutivo, llama “el ADN McLaren”, la jerga de la industria de coches para carretera, ligeros, con tecnología avanzada y espectaculares puertas diédricas (de mariposa).

“Es la economía”, dice Flewitt. “No puedes ser solo una empresa P1 que genere las ganancias para mantener la inversión en nuevos productos”.

La operación de coches para calle de McLaren nació de la derrota de la Fórmula Uno. Después del Gran Premio de Italia de 1988 —la única carrera que no logró ganar McLaren-Honda en esa temporada— el jefe de equipo, Ron Dennis, encargó el McLaren F1, que ahora es considerado el mejor superdeportivo de la historia.

La última expansión de la empresa hermana del equipo de carreras, el fabricante de automóviles McLaren Automotive, llega después de una mala temporada en la F1 el año pasado.

Su nueva gama, que empieza con el 540C —que será capaz de alcanzar 328  kilómetros por hora y un precio de 126 mil libras—, pone a McLaren en la competencia con un grupo de coches deportivos extraordinarios, aunque relativamente asequibles, como el Audi R8 y el Porsche 911.

McLaren cree que en el nuevo precio económico —incluido el 570S de 136 mil libras— tienen un potencial cinco veces mayor de compradores que en el del modelo superior, el 650S, con un precio aproximado de 200 mil libras.

“Es un paso lógico para McLaren”, dice Mark Fulthorpe, analista de IHS Automotive. “Es en ese punto ideal donde puedes atraer a personas que antes compraban en el extremo superior de la gama de Porsche”.

Ya se agotaron los primeros seis meses de producción del 570S.

Sin embargo, McLaren enfrenta un dilema similar al de los otros fabricantes de autos deportivos de Gran Bretaña, Aston Martin y Lotus.

Cada fabricante tiene que elevar sus volúmenes para financiar la investigación y el desarrollo de nuevos modelos, pero lo debe hacer al estirar sus marcas sin alejar a los clientes centrales. Para Aston y Lotus, esto significa vehículos utilitarios deportivos familiares, pero McLaren —al igual que Ferrari— descartó esa medida.

En su lugar, espera dar a conocer una nueva versión “gran turismo” del 570S en la próxima Feria del Automóvil de Ginebra, que ofrece más espacio de cajuela y una suspensión más cómoda, características que pulen la credencial de McLaren como fabricante de coches deportivos prácticos.

“El hecho de que tengas un Focus en la gama no hace que el Mondeo sea menos atractivo”, dice Flewitt, un ex gerente de manufactura de Ford en Europa.

Ese tipo de pragmatismo marca un cambio para McLaren, que empezó como una empresa independiente en 2009, y creó un nicho como fabricante de coches deportivos enfocados en las pistas para los ricos fanáticos del automovilismo.

McLaren Automotive es independiente físicamente de McLaren Technology Group, que incluye al equipo de F1 y la división de consultoría de tecnologías aplicadas.

La operación de automóviles fabricó su primer coche en 2011 y su primera utilidad antes de impuestos llegó en 2013. Se esperaba que en 2015 lograra un tercer año de rentabilidad, aunque solo en la parte baja de millones de un solo dígito. El margen de utilidad de operación, de menos de 5 por ciento en 2014, sigue bajo en comparación con Ferrari y Porsche, que tienen más de 15 por ciento.

Si McLaren logra cumplir con su promesa de vender al menos 3 mil coches este año, eso pordrá dar un impulso a la economía británica. La empresa abastece 50 por ciento de sus partes por valor en el Reino Unido. Ricardo, su proveedor con sede en Shoreham, construye los motores V8 biturbo.

McLaren también agrega un segundo turno en su fábrica de Woking, ya que aumentará su producción diaria a más del doble, para llegar a cerca de 20 coches. Va a necesitar 250 empleados en el piso de producción en la moderna y casi silenciosa instalación que tiene junto al Centro de Tecnología McLaren que diseñó Norman Foster.

Sus acciones llegan cuando Aston Martin busca duplicar su capacidad de producción. Aston anunció el miércoles que va a invertir 200 millones de libras en una nueva planta de fabricación en Gales, con lo que creará mil puestos de trabajo.

La nueva serie de vehículos deportivos de McLaren utiliza paneles de carrocería de aluminio en lugar de los de fibra de carbono, para reducir los costos. Los modelos tienen una suspensión hidráulicamente conectada y la aerodinámica activa.

“Todas esas cosas son muy tecnológicas, no son tan evidentes todo el tiempo”, dice Matt Prior, jefe de pruebas de la revista Autocar. Lejos de ser una opción barata, dice que el 570S es el mejor coche para carretera que ha hecho McLaren.

Sin embargo, los accionistas de McLaren quieren ver un mejor rendimiento de la compañía. Mumtalakat, el holding estatal de Bahrain, es propietario de 50 por ciento de la división de fabricación de automóviles, después de tomar la participación en 2007.

En diciembre, Flewitt presentó un plan de negocios a siete años, y a pesar de los constantes rumores de que el fondo de riqueza soberana quiere reducir su participación, dice que los accionistas apoyan el plan de expansión y todavía no buscan salirse.

“¿Hace que McLaren sea una compañía más atractiva para cualquier oferta pública inicial? Sí, lo hace”, dice. “Pero no por eso es más probable que hagamos una. La fuerza que nos motiva es construir una empresa más sustentable”.