Microsoft y Sony pelean su nicho en ‘smartphones’

Ambas quieren una mayor tajada del competido mercado de teléfonos inteligentes, mediante la venta de dispositivos más baratos.
Los dispositivos modelo Lumia.
Los dispositivos modelo Lumia. (Albert Gea/Reuters)

Microsoft y Sony se preparan para luchar por el creciente mercado de gama media del sector de smartphones, que madura con rapidez con dispositivos que ofrecerán tecnologías líderes del mercado a menores precios.

Las dos compañías quieren una mayor participación en el intensamente competido mercado de los teléfonos inteligentes, mediante la venta de dispositivos más baratos. Microsoft también tiene un segundo objetivo, ya que intenta establecer el sistema operativo Windows como una alternativa viable para el iOS, de Apple, y el Android, de Google.

A los clientes que cambien a la plataforma Windows se les ofrecerá incentivos como almacenamiento gratuito en la nube, Office y Skype en sus dispositivos, con lo que Microsoft espera los mantendrá leales a su “retador” sistema de software.

Las ventas de smartphones con un precio menor a 200 libras crece rápidamente en el mercado mundial de dispositivos móviles, y la mayor parte de los fabricantes se enfocan en la producción de dispositivos que vuelven accesibles los servicios de internet móvil a miles de millones de clientes potenciales en los mercados emergentes.

El mercado de smartphones de bajo costo también se vuelve cada vez más importante en los mercados desarrollados de Europa y Estados Unidos, donde los usuarios más jóvenes y de primera vez no pueden pagar el último iPhone y en su lugar compran dispositivos que se ven y se sienten como Apple, pero que no son de esa marca y a precios mucho menores.

Decenas de marcas de dispositivos móviles de bajo costo que ofrecen la mayoría de funciones que vienen en las alternativas más lujosas se fabrican en India y China.

Microsoft, que exhibe por primera vez sus smartphones propios en el Mobile World Congress desde que compró el negocio de teléfonos móviles de Nokia, añadirá varios teléfonos más asequibles a la gama de Lumia. El Lumia 640 presenta una pantalla de alta definición, una cámara de ocho megapixeles y un procesador Qualcomm de alta velocidad, y también está disponible en un tamaño phablet (teléfono y tableta) con una mejor cámara. El próximo mes también lanzará a la venta una versión que soporta servicios móviles 4G a un precio de 159 euros.

Estos días en Barcelona se desarrolla el World Mobile Congress, en el que los organizadores esperan atraer a más de 86 mil visitantes que verán los últimos gadgets, tecnologías y servicios de más de mil 900 expositores que se preparan para darle forma al futuro de la industria móvil.

Thomas Husson, analista de Forrester Research, dijo: “Para poder regresar a la industria de los móviles, Microsoft tendrá que ganar rápidamente participación de mercado y tener éxito en el lanzamiento de su smartphone insignia, Windows 10, a finales de este año.

Los nuevos smartphones Lumia ofrecen una gran experiencia de usuario a un precio razonable. Pero todavía falta ver si pueden impresionar a los clientes en mercados muy competidos, como China, India y otros mercados emergentes de móviles”.

Microsoft también apunta para usar mejor su amplia cartera de servicios para atraer a los clientes.

El grupo estadunidense de tecnología ofrece acceso por un año de su Office 365 a las personas que compran su última gama Lumia, que incluye almacenamiento ilimitado en la nube y 60 llamadas premium en Skype al mes.

Mientras tanto, Sony también busca fortalecer su gama de dispositivos para el mercado medio, al agregar una variedad de smartphones a su serie M4, que contarán con muchas de las funciones de su serie de lujo Z, pero a un menor precio.

Sony también lanza lo que llama la tableta “más ligera y brillante” de su tamaño, que equivale a un iPad Air, y tiene una pantalla de alta definición.

La tableta también puede utilizar un teclado con el fin de ofrecer una experiencia similar a la de una laptop.