Merck lanza cambio de imagen mutimillonario

La alemana busca fortalecer su derecho por el nombre de la familia de 347 años de antigüedad.
El logotipo de la empresa en una calle de Ginebra.
El logotipo de la empresa en una calle de Ginebra. (Denis Balibouse/Reuters)

Merck intensificó su batalla de marca con su homónimo estadunidense al lanzar un multimillonario cambio de imagen, que busca fortalecer su derecho por el nombre de la familia de 347 años de antigüedad que comparten las farmacéuticas rivales.

La empresa alemana, que todavía controlan los descendientes de Friedrich Jacob Merck, su fundador en el siglo 17, dijo el miércoles que va a desechar sus dos marcas divisionales —farmacéutica Serono y suministros de laboratorio Millipore— en todas partes, menos en América del Norte, a favor de su nombre original.

“Queremos que nos reconozcan y mantenernos visibles como Merck en todo el mundo”, dijo Karl-Ludwig Kley, presidente ejecutivo. “Regresamos a la marca bajo la que nos conocen desde hace casi 350 años”.

El grupo alemán dijo que el cambio de imagen tiene el objetivo de comunicar su identidad de una manera “más clara” y “con mayor seguridad en sí misma”. Pero, al desechar las marcas filiales que les ayudaron a diferenciarse de US Merck, se corre el riesgo de que el cambio aumente la confusión entre los inversionistas, los médicos y los pacientes sobre un choque de nombres.

Las dos compañías comparten los mismos orígenes alemanas, pero el gobierno de EU confiscó la operación estadunidense durante la Primera Guerra Mundial y se mantuvieron como entidades separadas en los 98 años desde entonces.

Las fusiones llevaron a que la empresa estadunidense sea conocida como Merck Sharp & Dohme, y esto impulsó un acuerdo en la década de los años 50 del siglo pasado para mantener los derechos exclusivos del nombre de la familia en América del Norte, mientras que ellos se llamaban a sí mismos MSD en los demás lugares.

Merck de Alemania dijo el miércoles que va a continuar con el uso de las marcas Serono y Millipore en EU y Canadá, donde el grupo general se conoce como EMD. Pero tiene planes de introducir un logotipo global donde se presente una “llamativa y multicolor ‘M’” que asocie las operaciones estadunidenses con el nombre de Merck.

“Decidimos parar el debilitamiento de nuestra marca”, dijo Walter Huber, director de comunicaciones de la empresa alemana. “Tenemos los derechos del nombre en 191 de los 193 Estados miembros de la ONU y no queremos renunciar a él”.

Internet hizo más difícil vigilar los derechos del nombre; a la empresa estadunidense se conoce cada vez más como Merck en todo el mundo Los informes en los medios a menudo utilizan los títulos oficiales de las compañías —Merck & Co para la de EU y Merck KGaA para la alemana— para distinguirlas.

Para sumar a la confusión se encuentra el hecho de que los dos son competidores cercanos en una de las áreas de más alto perfil en la industria farmacéutica: una nueva categoría para los medicamentos contra el cáncer de nombre inmuno-oncología.