Mercado de gas alista una guerra de precios

La creciente oferta de EU puede obligar a Rusia a impulsar un plan para defender su participación de suministro a Europa.
Una de las sedes de la energética rusa.
Una de las sedes de la energética rusa. (Shutterstock)

¿Gazprom está a punto de empezar una guerra de precios en el mercado mundial de gas?

Con la perspectiva de que una ola de suministros de gas natural licuado (GNL) de Estados Unidos llegue al mercado a finales de este año, los inversores de energía temen que el gigante estatal de gas de Rusia pueda adoptar la misma estrategia que tomó Arabia Saudita con el petróleo.

Parece que una guerra de precios del gas es lo último que necesita Rusia, que ya sufre por el impacto de los bajos precios del petróleo.

Pero los analistas dicen que esa estrategia puede ser económicamente lógica para Gazprom: los precios ya están bajos en el mercado europeo de gas, lo que significa que puede reducir los precios relativamente fácil a un nivel que no sería rentable enviar GNL de Estados Unidos, y al hacerlo defiende su participación en una región que representa la mayor parte de sus utilidades.

Ese tipo de medidas pueden tener repercusiones significativas para los mercados mundiales de energía: una guerra de precios en toda regla en el mercado europeo de gas puede tener un efecto dominó en otras regiones y en otras materias primas, desde el GNL de Australia hasta el carbón de Colombia, así como amenazar la viabilidad de la naciente industria de gas natural licuado de EU.

“¿Por qué cederías participación de mercado a un productor de mayor costo?”, dice James Henderson, especialista de gas y petróleo ruso del Instituto Oxford para Estudios de la Energía (OIES, por su sigla en inglés). “Si yo fuera un inversionista en gas natural licuado de EU, estaría preocupado”.

El argumento a favor de una guerra de precios es sencillo.

Al igual que Arabia Saudita es el principal país productor regulador para el mercado global de petróleo, gracias a su capacidad de aumentar la producción si es necesario, Gazprom es el principal poseedor de capacidad en el mercado global de gas.

De acuerdo con ejecutivos del gigante ruso, se cuenta con alrededor de 100 mil millones de metros cúbicos de capacidad productiva, el equivalente a casi una cuarta parte de su extracción y cerca de 3 por ciento de la producción mundial.

Y al igual que Arabia Saudita se inquietó por la posibilidad de que los productores de petróleo de esquisto de EU erosionen su participación, Gazprom enfrenta una perspectiva similar en el mercado del gas. El flujo de hidrocarburo barato liberado por el auge del esquisto estadunidense llevó a una ola de proyectos de gas natural licuado de EU en los últimos años. La primera carga de EU se embarcó en enero, y la capacidad para las ventas externas en construcción es equivalente a dos terceras partes de las exportaciones de Gazprom a Europa.

Al igual que Arabia Saudita con el petróleo, Gazprom es uno de los productores de gas con menores costos. De acuerdo con los cálculos de Henderson, el costo de Gazprom para entregar su hidrocarburo en Alemania es de 3.5 dólares por millón de unidades térmicas británicas (mmbtu), en comparación con un estimado de 4.3 dólares por mmbtu del punto de equilibrio del suministro del gas estadunidense, a pesar de que los precios en EU operan a mínimos en 16 años.

Al poner todos esos datos juntos tiene sentido para la empresa rusa reducir los precios para mantener al gas de EU fuera del mercado.

“Ahora el mercado se entusiasma con eso, pero también los rusos hicieron sus cuentas y saben que pueden ganar si eso sucede”, dice Thierry Bros, analista de gas en Europa de Société Générale en París.

Esas medidas son baratas para implementar ahora porque los precios del gas en Europa ya descendieron drásticamente; en el Reino Unido cayeron 50 por ciento en los últimos dos años. Los precios de los contratos de Gazprom, que se relacionan en gran medida con los del petróleo, siguieron el ritmo de la caída del mercado del gas actual y probablemente baje todavía más en los próximos seis a nueve meses.

Bros estima que le puede costar a Gazprom mil 300 millones de dólares de ingresos perdidos sacar del mercado de GNL a EU este año, menos de 1 por ciento de sus ventas anuales históricas.

Los ejecutivos de Gazprom estudiaron los factores económicos del enfoque de una guerra de precios y debaten el tema, de acuerdo con personas familiarizadas con la forma de pensar de la compañía.

En una reunión con inversionistas en Nueva York esta semana, Alexander Medvedev, vicepresidente ejecutivo de Gazprom, sostuvo que los bajos precios al contado en Europa hacen que los suministros de gas de EU no sean rentables. “A pesar de la opinión que prevalece sobre el mercado, de que el GNL de Norteamérica puede cambiar el actual modelo de fijación de precios en Europa, la realidad es que este no es el caso”, dijo.

Los analistas dice que una guerra de precios dirigida por Gazprom puede tener dos objetivos: sacar por precio del mercado europeo los embarques de EU en el corto plazo, y desincentivar las nuevas inversiones en proyectos de gas en el largo plazo.

El primer objetivo requerirá que el precio spot del gas en Europa caiga por debajo del costo marginal de los envíos de EU, un escenario que Bros ahora cree es probable en el segundo semestre del año, pero que los analistas consideran doloroso para Gazprom mantener por mucho tiempo.

De manera más sustentable, Gazprom puede adoptar una estrategia de mediano plazo al administrar los precios europeos para evitar que se aprueben nuevos proyectos de GNL. Mientras que algunos proyectos probablemente sean considerados en el corto plazo, dado los bajos precios del gas y el petróleo en ambos lados del Atlántico, una posibilidad si los precios suben en un año o dos.

Como un funcionario del gobierno en Moscú dijo: “No tienen opción. Ya se encuentran en una guerra de precios”.

EL DATO

10,000 millones: Metros cúbicos de capacidad productiva de GNL de Gazprom; es 3% de la producción global.

3.5 dólares: Costo de envío de gas a Alemania que tiene Gazprom por millón de btu.

1%: Parte de las ventas de Gazprom que costará sacar del mercado a EU.