Mayoría de estadunidenses aún cree en la globalización

Las opiniones sobre el compromiso con la economía mundial se han polarizado cada vez más en el país.
El reporte es del Consejo de Chicago sobre Asuntos Globales.
El reporte es del Consejo de Chicago sobre Asuntos Globales. (Bob Riha Jr./Reuters)

Washington

Las opiniones acerca de los méritos del compromiso económico con el resto del mundo se polarizan cada vez más en Estados Unidos, a pesar de que la mayoría de la población todavía cree en los beneficios de la globalización, fue el hallazgo de un estudio.

Mientras que Donald Trump instó a revisar los acuerdos comerciales de EU y propone la imposición de aranceles a las importaciones de China y México, dos de cada tres estadunidenses todavía creen que la globalización “en general es buena” para EU, de acuerdo con el Consejo de Chicago sobre Asuntos Globales.

Esto representa un aumento desde la Gran Recesión y una de las interpretaciones más sólidas que encuentra el Consejo de Chicago. La mayoría de la población también apoya la Asociación Transpacífico (TPP,), el acuerdo comercial que Trump denunció y del que Hillary Clinton dijo que no cumple con sus estándares, de acuerdo con el reporte que se publicó el jueves.

Sin embargo, debajo de la superficie, la encuesta que se realizó a más de 2 mil adultos descubrió marcadas diferencias entre los demócratas y los republicanos en una serie de temas que se conectan con las relaciones de EU con el resto del mundo.

Si bien más republicanos que demócratas eran partidarios de la globalización en 2006, la postura al día de hoy tuvo un fuerte cambio. Tres cuartas partes de los demócratas se colocan en esa categoría, en comparación con 59 por ciento de los republicanos y menos de la mitad de los partidarios de Trump.

En el estudio se encontró una profunda división entre los votantes sobre el tema crítico de la inmigración, uno de los motores detrás del apoyo de Trump.

No menos de 67 por ciento de los republicanos dijo que piensan que la inmigración es una “amenaza crítica” para EU, en comparación con únicamente 27 por ciento de los demócratas. En 2002, las posturas estaban invertidas, 62 por ciento de los demócratas lo consideraba una amenaza al igual que 58 por ciento de los republicanos.

El estudio del Consejo de Chicago encontró que las preocupaciones por los cambios de la demografía y la globalización movilizan a los partidarios de Trump, pero que la mayor parte de la población no comparte sus prioridades.

“Sus opiniones sobre asuntos importantes solo cosechan un apoyo minoritario de la población general de EU”, se encontró en el informe. “Si bien se dividen sobre la ampliación del muro en la frontera de EU con México, por lo general, los estadunidenses apoyan la inmigración continua a EU y están a favor hacer una reforma que se dirija a la gran población de inmigrantes no autorizados que ya está en el país”.

Agregó: “Los estadunidenses en su mayoría creen que la globalización en general es buena para Estados Unidos, y ven muchos beneficios en el libre comercio”.

Jack Lew, secretario del Tesoro de EU, señaló el jueves que cree que Trump diagnosticó erróneamente la angustia de los electores sobre la economía, y dijo que los acuerdos comerciales no provocan los problemas del país. Defendió los argumentos a favor del TPP, y dijo: “Todavía no escucho un caso convincente de que (el TPP) no ayude al crecimiento de la economía”.

El gobierno de Obama presiona para que el Congreso apruebe el TPP antes de que termine el mandato del presidente. Los legisladores todavía tienen que ratificar el acuerdo, que firmaron EU, Japón y otros 10 países este año.