Lindt & Sprüngli: adictos al chocolate

Las acciones de la firma suiza tuvieron un alza histórica en el primer semestre.
Una de las presentaciones de la golosina.
Una de las presentaciones de la golosina. (Shutterstock)

Ya se fue el último de los conejitos de Pascua de chocolate Lindt y pronto los estantes estarán llenos con las novedades de Santa Claus, pero las delicias de chocolate pueden ser un poco más caras este año después de que el mes pasado el grano de cacao registró precios récord. Bienvenidos al apetitoso mundo del chocolatero suizo Lindt & Sprüngli. Su ingreso neto del primer semestre superó las expectativas, a pesar de los mayores costos de las materias primas y de la fortaleza del franco suizo, lo que envió el precio de sus acciones a su nivel más alto en más de 20 años.

Las cifras de ventas de Lindt continuaron el mes pasado: un aumento de 17 por ciento, con la inclusión por primera vez del fabricante estadunidense de chocolates Russell Stover, o 9 por ciento de crecimiento orgánico. El martes registró un aumento de 18 por ciento en sus ganancias antes de interés e impuestos (Ebit, por su acrónimo en inglés), para llegar a 91 millones de francos suizos (94 millones de dólares), con lo que alcanzó el punto óptimo, incluso después de que el valor del franco eliminó 11 puntos porcentuales del margen del Ebit.

Frente a esos desafíos, algunos fabricantes de chocolates tuvieron que reducir el tamaño de sus barras. Lindt no lo hizo; no se puede engañar a los consumidores por mucho tiempo. ¿Tal vez cambiar la mezcla? Lindt, no. ¿Aumentar los precios? Sí, los aumentó por aquí y por allá. Dada la fortaleza del franco, ¿qué tal sacar la producción de Suiza? No a eso. ¿Qué tal adquirir a los proveedores? Otro no. Lindt controla todo el proceso, desde la selección del grano hasta el producto terminado. Ah, e invierte 100 millones de francos suizos (103.5 millones de dólares) anualmente (cerca de 200 millones de francos suizos este año) para tener una producción más eficiente.

La respuesta de Lindt rindió frutos. Las ventas aumentaron y su creciente red global de tiendas aumenta su atractivo. Es verdad, el margen de Ebit fue solo de 6 por ciento para la mitad del año. Este es un negocio estacional. A finales de junio se incurre en la mitad de los costos fijos, y en menos de dos quintas partes de sus ventas anuales. Si el franco lo permite, podrá volver a recuperar su reciente margen anual de 14 por ciento para finales de año.

Lindt cotiza a 33 veces sus ganancias del próximo año —más como una compañía de productos de lujo (su múltiplo es mayor que el de Hermès). Si esto parece un subidón de chocolate (para un rendimiento sobre capital de solo 13 por ciento) considera que también es de bajo riesgo, con ingresos constantes, que no cambia la estrategia en más de 15 años. Esto funcionó bien hasta el momento.

Envía un correo electrónico a Lex Team a lex@ft.com