'El vaquero del cable' se toma su tiempo para lazar TWC

El retiro de Comcast allana el camino para que John Malone intente de nuevo la adquisición.
El multimillonario originario de Colorado.
El multimillonario originario de Colorado. (Kevork Djansezian/AFP)

Nueva York

El vaquero del cable siempre atrapa a su hombre. Hace un año, los sueños de John Malone de adquirir Time Warner Channel (TWC) se derrumbaron cuando Charter Communications fue superado por la mejor propuesta de Comcast.

Pero el multimillonario de Colorado obtuvo su apodo tomándose su tiempo en un sector que se consolidó durante las últimas tres décadas. Después de buscarlo durante un año, Comcast repentinamente retiró su oferta ante la creciente oposición regulatoria, lo que allanó el camino para Charter, con el respaldo de Liberty Broadband, de Malone, para intentarlo de nuevo.

El acuerdo de tres vías para combinar a Charter, TWC y Bright House Networks es una acción clásica de Malone que busca la máxima cantidad de influencia y ahorro de impuestos.

En la superficie, Charter paga una prima considerable por su oferta hostil de enero de 2014, cuando su propuesta en dinero y acciones por TWC valía 61 mil mdd, o 132.50 dólares por acción.

Pero desde entonces varias cosas llevaron a Charter a presentar una mejor oferta. En primer lugar, las utilidades y flujo de efectivo de TWC aumentaron. Así que, por un precio de compra nominal más alto, Charter adquiere un activo más valioso.

En segundo lugar, la principal moneda de Charter —sus acciones— también aumentó de valor, superó los títulos de TWC en los últimos meses y creció su poder relativo de compra. "Sí, es una prima (frente a la oferta de enero), pero no es tan grande como parece", dijo a Financial Times Greg Maffel, presidente ejecutivo de Liberty Broadband, firma que que surgió de Liberty Media, de Malone, y que controlará 19 por ciento de la empresa combinada.

Sin embargo, tendrá 25 por ciento de control de votación después de negociar un voto en representación de algunas de las acciones que tiene en la compañía la familia Newhouse, que vende Bright House a Charter.

Esto le da a Liberty un control de facto del segundo mayor proveedor de banda ancha de alta velocidad de internet en EU, detrás de Comcast, y el tercer mayor proveedor de servicios de cable y video, detrás de Comcast y la combinación de AT&T y DirecTv.

A diferencia de Comcast, Charter y Liberty no esperan que los reguladores bloqueen su movimiento.

"Colectivamente, tenemos 2 mil mdd de confianza", dijo Maffei, al referirse al pago por rompimiento de contrato que viene con la fusión.

La entidad combinada representará menos de 25 por ciento del mercado de banda ancha de alta velocidad, agregó, mucho menos que la combinación de Comcast-TWC, que tendría 57 por ciento.

El acceso y suministro de banda ancha "parecía el problema principal con los reguladores", en el intento por fusionar Comcast-TWC, dijo.

Suponiendo que la autoridad apruebe la combinación de Charter-TWC-Bright House, la pregunta que enfrentarán Malone y sus colegas es qué sigue. El multimillonario es el mayor terrateniente en EU, con una cartera mayor que la de su viejo amigo Ted Turner.

Mas no está listo para retirarse tras construir una fabulosa operación de cable y tv de paga en Europa.

Su mayor acuerdo puede estar adelante. La semana pasada reconoció que Vodafone, el grupo británico, "encajaría perfectamente" con sus activos de cable europeos, y le dijo a Bloomberg que "habría sinergias muy importantes si encontramos la forma de trabajar juntos o de combinar las firmas".

Los comentarios, que llevaron a las acciones de Vodafone a cerrar con un máximo en 12 meses, fueron un gran cambio en el tono de Malone. Con una capitalización de mercado de 104 mil mdl, Vodafone sería una pastilla difícil de tragar.

Sin embargo, Malone ya demostró que tiene estómago para situaciones de alta presión. Hace una década empezó a construir su posición en las acciones de votación de News Corp, medida que amenazaba el control de la familia de Rupert Murdoch en la firma.

Malone secretamente agregó la participación y fue más astuto que Murdoch, quien tuvo que entregarle las acciones que tenía News Corp en DirecTv a cambio de sus títulos. En 2015 está por completar otro movimiento histórico con Charter, TWC y Bright House. ¿Vodafone será el siguiente?

La pregunta que enfrentan los reguladores al evaluar la fusión de tres vías de Charter Communications, Time Warner Cable y Bright House es si el grupo resultante se convertirá en un rival útil para Comcast o solo será otro Comcast.

Analistas y algunos opositores a la oferta fallida de Comcast dijeron que el acuerdo de Charter tiene una mayor oportunidad de recibir la aprobación de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC), el regulador de telecomunicaciones de EU. La oferta de Comcast por TWC se frustró por las preocupaciones de que dañaría a la competencia. Pero la FCC busca corregir la percepción de la industria de que tiene una aversión automática a los acuerdos de cable, según una persona familiarizada con el asunto. Ayer, Tom Wheeler, presidente de la FCC, señaló que el acuerdo de Charter-TWC enfrentará el escrutinio y subrayó que ese tipo de transacciones deben tenerlo por el interés público. "No es suficiente que no haga daño".

La FCC se preocupa por el tamaño en la industria de cable por dos razones. La primera es el temor de que un participante dominante, como Comcast, puede subir sus precios o dejar que se estanque la calidad del servicio cuando los consumidores tiene pocas o ninguna alternativa. Esta debe ser una menor preocupación con el acuerdo Charter-TWC-Bright House. Las firmas combinadas dicen que representarán menos de 25 por ciento del mercado de banda ancha de alta velocidad.

La segunda preocupación regulatoria se deriva del crecimiento de los servicios de video en línea.

La respuesta de la FCC para el acuerdo Comcast-TWC sugirió preocupaciones de que la propiedad de Comcast en el negocio de contenido de video le darían motivo para usar su poder en la banda ancha y dañar a proveedores de streaming. A diferencia de Comcast, que es dueño del negocio de transmisión de NBCUniversal, ni Charter ni TWC son propietarios canal alguno.

Analistas de New Street Research señalaron que Malone también tiene una participación en Discovery Communications, pero escribieron que esa "afiliación no es lo mismo que control".

Con información de Barney Jopson, Shannon Bond y Gina Chon