Jefes de Google hacen fila para cabildear en Bruselas

En seis meses la empresa de búsquedas tuvo más reuniones con la Comisión Europea que ninguna otra.
El motor de búsqueda del grupo estadunidense.
El motor de búsqueda del grupo estadunidense. (François Lenoir/Reuters)

Bruselas

En los últimos seis meses, Google tuvo más reuniones de cabildeo de alto nivel con la Comisión Europea que ninguna otra firma, ya que los grandes grupos de tecnología se enfocan en ganarse a los reguladores de Bruselas.

En ese lapso se reunió 29 veces con altos funcionarios de la comisión, según cifras del grupo de defensa Transparencia Internacional.

Otros grupos estadunidenses de tecnología, incluidos Facebook y Amazon, aumentaron su presencia de cabildeo en Bruselas, ya que la Unión Europea considera una serie de reformas en áreas que van del derecho de autor al comercio electrónico y la protección de datos.

La Comisión Europea también inició investigaciones de alto perfil en el mercado de comercio electrónico regional y la venta de e-books, así como investigaciones de subsidios del Estado que involucran a Apple y Amazon.

Esa serie de investigaciones y nuevas regulaciones provocaron que este año el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, los acusara de proteccionismo.

El presidente dijo que el escrutinio europeo sobre firmas como Google y Facebook tenía el impulso de los "intereses comerciales" de empresas de tecnología de la región, que luchan para competir con mejores rivales estadunidenses.

Algunas personas en la industria de tecnología sugieren que Silicon Valley no prestó suficiente atención a los reguladores en el otro lado del Atlántico.

"No estuvimos aquí lo suficiente", dijo un representante de una de las cuatro grandes de la industria tecnológica, que lanzó una ofensiva amistosa en Bruselas.

Las firmas de tecnología ahora compiten con los grandes grupos de energía, al igual que con los grandes bancos, como los que más gastan cuando se trata del cabildeo. Microsoft, que pasó la mayor parte de una década en un litigo por un caso de competencia con la Comisión Europea, gasta 4 millones 500 mil dólares en cabildeo, la misma cifra que destinan los gigantes de energía Shell y ExxonMobil.

Google, que no respondió a una solicitud de comentarios, aumentó su gasto anual de cabildeo de 600 mil dólares en 2011 a 3 millones 500 mil dólares en la actualidad, en gran parte debido a las normas de divulgación más estrictas, así como a una mayor presencia.

En general hay una correlación entre cuánto invierte una compañía en cabildeo y la cantidad de tiempo que se le concede con los altos funcionarios de la comisión, de acuerdo con Transparencia Internacional.

"La evidencia de los últimos seis mese sugiere que hay una fuerte relación", dice Daniel Freund, responsable de políticas del grupo de defensa.

"A las organizaciones con los mayores presupuestos de cabildeo se les concede mucho acceso, sobre todo en las carteras de finanzas, digital y energía.

General Electric, el productor más grande de EU por capitalización de mercado, que también está envuelto en un caso de competencia por la adquisición de la operación de energía del grupo francés Alstom, tiene un presupuesto de cabildeo de 3 millones 250 mil dólares al año. También tuvo 26 reuniones con los funcionarios de la comisión. Total, la importante petrolera francesa, gastó 2.5 mdd en cabildeo y se reunió con los altos funcionarios de la comisión solo una vez.

En general, las empresas individuales y los grupos industriales representan aproximadamente 75 por ciento de todas las reuniones, mientras que las organizaciones no gubernamentales y otros grupos sin fines de lucro constituyen el resto.

En los temas de política digital y regulación financiera esa proporción aumenta a 90 por ciento a favor de las asociaciones empresariales y de las compañías.

Los responsables de las políticas intentaron endurecer las reglas de divulgación durante el último año. Desde finales de enero, todos los grupos de cabildeo tienen que firmar un registro voluntario si quieren asistir a las reuniones con altos funcionarios de la comisión.