Jefe de SeaWorld se va tras un año funesto

El grupo de parques acuáticos dijo que el presidente, David D’Alessandro, asumirá el papel de director ejecutivo interino durante la búsqueda del sucesor permanente de Jim Atchinson, quien será ...
SeaWorld en San Diego.
SeaWorld en San Diego. (null)

Con un anuncio de su director ejecutivo, SeaWorld Entertainment coronó un año funesto en el que la asistencia disminuyó y fue objeto de una continua publicidad negativa sobre el trato que le da a las orcas.

El grupo de parques acuáticos dijo que el presidente, David D’Alessandro, asumirá el papel de director ejecutivo interino durante la búsqueda del sucesor permanente de Jim Atchinson, quien será vicepresidente.

La junta de consejo se ha puesto un plazo de nueve meses para encontrar un nuevo director ejecutivo y ha traído dos nuevos consejeros independientes.

SeaWorld, cuyo mayor accionista es Blackstone Group, también anunció la pérdida de puestos de trabajo como parte de la reestructuración en sus 11 parques para lograr un ahorro de 50 millones de dólares al año.

Los parques acuáticos y sus espectáculos con delfines, orcas y leones marinos han sido un pilar de los parques de diversiones durante medio siglo.

Pero su reputación para la conservación y educación fue golpeada por Blackfish, un documental de CNN de 2013, en el que afirman que maltratan a los animales y destacan la muerte de un entrenador en un incidente con una orca de 12 mil libras (5 mil 443 kilogramos).

SeaWorld tuvo que enfrentar la reacción negativa del público y hubo movimientos en California para prohibir el uso de orcas en espectáculos, y eventualmente, su cautiverio. Sus acciones han sufrido una gran caída, desplomándose 47 por ciento en los últimos 12 meses.

La compañía respondió con desplegados de página completa en diarios de Estados Unidos para defenderse. Calificó al documental de “inexacto y engañoso”.

Pero la asistencia a los partes se mermó. En el tercer trimestre, su temporada alta, el número de visitantes se redujo en 500 mil para llegar a 8.4 millones, comparado con el periodo equivalente de 2013. En los primeros nueve meses de 2014 la asistencia a SeaWorld cayó 4.7 por ciento.

El mes pasado Atchinson llamó a 2014 como un “año difícil” y responsabilizó de la caída de asistencia a una combinación de factores, “incluido a la atención negativa de los medios de comunicación en California”.

SeaWorld también ha sentido una fuerte competencia de otras atracciones en Florida.

El año pasado BlackStone sacó a la bolsa a SeaWorld en una oferta que le dio un valor al negocio tres veces mayor al de su inversión inicial y que ha ido reduciendo el tamaño de su participación.

D’Alessandro dijo: “Seguimos comprometidos con nuestro plan de crecimiento y mejorarlo para nuestros accionistas”.

SeaWorld no especificó cuántos empleos se perderán.

“Con el fin de lograr los objetivos de la reestructuración, lamentamos que algunos puestos tengan que ser eliminados. Sin embargo, nuestros esfuerzos para ahorrar costos es parte de un programa más amplio para posicionarnos para el crecimiento a largo plazo”, dijo Atchinson.