Intervención de Pekín daña mercado bursátil: BlackRock

Larry Fink, presidente ejecutivo de BlackRock, advirtió que los inversionistas extranjeros pueden negarse a participar en los mercados chinos si perciben que los manipulan.
Las bolsas asiáticas reaccionaron a los movimientos en China.
Las bolsas asiáticas reaccionaron a los movimientos en China. (Thomas Peter/Reuters)

San Francisco

La intervención del gobierno en China para apuntalar su mercado de valores daña la reputación del país y se corre el riesgo de distanciar a los inversionistas internacionales, de acuerdo con el jefe del gestor de activos más grande del mundo.

Larry Fink, presidente ejecutivo de BlackRock, advirtió que los inversionistas extranjeros pueden negarse a participar en los mercados chinos si perciben que los manipulan.

"Al realizar esos bloqueos y restricciones, parece como que los mercados son artificiales", dijo, refiriéndose a la serie de medidas de emergencia del gobierno que se diseñaron para frenar el desplome de los precios de las acciones.

"Si continúan con el apoyo artificial habrá menos participantes globales cuando se abran. Es imperativo que China mantenga su camino hacia la reforma y la liberalización al permitir que participe más gente".

BlackRock, que administra 4.7 billones (millones de millones) de dólares en el mundo, cuenta con varias de las raras licencias que se les otorgan a los inversionistas extranjeros para operar acciones en el mercado doméstico chino.

Los comentarios de Fink se dieron entre varias reflexiones sobre los mercados globales, después de que BlackRock informó sus primeras salidas trimestrales desde 2012. La volatilidad en los mercados de China y de la zona euro sacudió la complacencia de los inversionistas, dijo, y eso no es necesariamente algo malo.

"Necesitamos semanas escalofriantes", agregó. "Las semanas escalofriantes hacen que el mercado sea más seguro. La falta de semanas escalofriantes conduce a una exuberancia irracional".

El desplome del precio del petróleo se encuentra detrás de las salidas de 7 mil 300 millones de dólares (mdd) de los fondos de BlackRock en el segundo trimestre, ya que los fondos de riqueza soberana de las naciones ricas en petróleo se encuentran entre los 10 principales clientes que retiraron 40 mil mdd en total de los fondos de renta variable.

Las entradas a las inversiones alternativas de mayor precio de BlackRock y los fondos cotizados ayudaron a compensar las pérdidas, y el ingreso neto de la compañía aumentó a 819 mdd para el trimestre de los 808 mdd de hace un año.

En general, los ingresos para el trimestre aumentaron a 2 mil 910 mdd, con lo que eclipsó los pronósticos de los analistas de 2 mil 860 mdd, y por encima de los 2 mil 790 mdd de hace un año. Los activos bajo su gestión cayeron a 4.72 billones de dólares de los 4.77 billones de dólares en el trimestre anterior, pero aumentaron de los 4.59 billones de dólares de hace un año.

Como el gestor de activos más grande del mundo, BlackRock está bajo el escrutinio de los reguladores sobre la posibilidad de que puede representar un riesgo para el sistema financiero y si debe ser sujeto a informes adicionales o requisitos de capital.

Sin embargo, la compañía y otros grandes gestores luchan contra el riesgo de nuevas reglas específicas a la firma. En lugar de eso, los reguladores internacionales se centran en los estándares de la industria en general.

Fink dijo: "Siempre ha sido nuestra opinión (que deberíamos tener) un régimen regulatorio que se centre en las actividades, como los que emplean el apalancamiento o los que provocan problemas de desequilibrios de liquidez. Estas son las áreas que tienen que revisen".