Inteligencia artificial, útil para calmar a niños hospitalizados

Los hospitales ya utilizan Watson para ayudar a los médicos a hacer diagnósticos y tomar decisiones clínicas, pero Alder Hey ampliará esto a un lado no clínico de la experiencia del paciente.
El Alder Hey Children’s Hospital de Liverpool.
El Alder Hey Children’s Hospital de Liverpool. (Especial)

Los pacientes jóvenes del Alder Hey Children’s Hospital, en Liverpool, pronto podrán utilizar su smartphone para preguntar sobre cualquier cosa, desde el menú del nosocomio hasta los detalles de su tratamiento.

El fideicomiso Alder Hey NHS se asoció con el Consejo de Instalaciones Científicas y Tecnológicas de Reino Unido del gobierno (STFC, por su sigla en inglés) y con IBM para utilizar la tecnología de inteligencia artificial Watson de la compañía.

Los hospitales ya utilizan Watson para ayudar a los médicos a hacer diagnósticos y tomar decisiones clínicas, pero Alder Hey ampliará esto a un lado no clínico de la experiencia del paciente.

“Una parte importante de nuestro trabajo diario es asegurar que los chicos y sus padres estén contentos en el hospital”, dijo Iain Hennessey, cirujano pediatra y director de innovación de Alder Hey.

“Eso significa ser capaces de responder todas sus preguntas por anticipado, desde los alimentos del hospital y el estacionamiento, hasta los detalles de su operación y el cuidado posterior. Para mí es mucho más agradable y sencillo trabajar con un niño cuando está relajado”.

Los pacientes podrán acceder al sistema a través de una “aplicación cognitiva del hospital”, desde cualquier smartphone o computadora personal, y realizar las preguntas que quieran en inglés coloquial.

“Muchos niños son muy felices de interactuar con una computadora y les da menos miedo que hablar con un médico como yo”, dijo Hennessey. “Lo que hacemos en ese momento es que pasamos 10 minutos con ellos en la clínica antes de la operación, pues a menudo no se sienten muy bien. El sistema Watson les permitirá tener más tiempo para hacer las preguntas que quieran”.

La tecnología analizará el tono, así como el contenido literal de las preguntas de los pacientes, dijo; va a elegir cualquier inquietud en particular que pueda dar lugar a otra reunión con el médico si el paciente quiere.

El proyecto es uno de los primeros resultados de una amplia colaboración de cinco años y 315 millones de libras entre IBM y el STFC, que se anunció el año pasado, en el que la empresa contribuye con 200 millones de libras y el gobierno con 115 millones de libras para investigación en las aplicaciones de “grandes datos”.

La primera fase del proyecto consiste en realizarle a cientos de pacientes de Alder Hay y a sus familiares una serie de preguntas sobre sus expectativas y experiencias antes, durante y después de estar en el hospital.

Un equipo de expertos de IBM y del centro de informática del STFC Hartree, en Daresbury, Cheshire, usará la información para capacitar a Watson y anticipar y responder las preguntas de los pacientes.

Una versión inicial del sistema estará listo para usarse en Alder Hey cerca de fin de año. Una vez que empiece a funcionar, continuará aprendiendo con la experiencia, con la alimentación de la información de los administradores del hospital y del personal, así como con la ayuda de los pacientes.